Primero fue el vino, después el aceite de oliva, el jamón y la paella, y ahora, en el año 2012, España ha derribado otra barrera cultural: Los típicos churros, que han sido degustados por generaciones y generaciones de españoles en sus desayunos dominicales y en sus días festivos, han viajado a China con el objetivo de convertirse en el producto exótico de las mañanas de Beijing (Pekín).

El empresario chino Cui Yufeng, amante de la cultura española,  decidió abrir hace unos años un negocio dedicado a la producción y venta al público de churros españoles en la capital china, en concreto en la zona de Xidan. ‘La ding guo’ es el nombre con el que el empresario oriental bautizó a su primer negocio de churros, una expresión muy exótica que se traduce al castellano como ‘fruta latina’.

La idea surgió en la cabeza de Yufeng durante uno de sus viajes de placer a la capital española. Fue en la ciudad de Madrid donde probó por primera vez la típica masa frita española rociada con azúcar y chocolate. Desde ese momento, la elaboración, la historia y todo lo que guardaba alguna relación con los churros se convirtió en una constante en el pensamiento empresarial de este amante de la gastronomía y cultura españolas. Tal fue su empeño, que en una semana aprendió en Valladolid todos y cada uno de los secretos que encierra la elaboración de los churros, y todo con un objetivo: Insertar en el mercado asiático un nuevo producto de origen español tan desconocido como centenario y sabroso, el churro.

El éxito empresarial no se demoró; al igual que sucedió en su día con otros productos como el jamón serrano o el vino español, la venta de este dulce típico suscitó curiosidad entre los orientales, tanta, que a partir de la idea de Cui Yufeng han surgido más comercios -ajenos a este empresario oriental- que ofrecen este producto a los viandantes.

 

Churros, producto ‘made in spain’

Un ejemplo del éxito de los churros en China viene de la mano de una empresa madrileña dedicada a la elaboración y venta de esta masa frita, que ha abierto recientemente una sucursal en Shangai, la ciudad más poblada del país oriental. Esta empresa comercializa churros con sabores más afines a la gastronomía china: Churros salados con sabor a queso, churros con helado, etc.

A pesar de que los churros son un alimento muy popular en toda la Península Ibérica,  Francia y muchos países hispanohablantes como Venezuela, México, Argentina, Cuba o Paraguay entre otros, en China se están empezando a comercializar como producto típico español, algo que no deja de ser interesante de cara a la exportación hacia Oriente. La marca España está de moda en el país milenario, algo interesante de cara a la planificación de la exportación española en Oriente.

Tras esta nueva conquista gastronómica cabe preguntarse si el mérito corresponde a los churros o a la marca España.

Tags: , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable