Argentina o Chile son países no mediterráneos que se convirtieron hace unos años en productores de aceite de oliva. Ahora es el gigante asiático, China, el que se ha propuesto convertirse en productor de este aceite tan apreciado dentro y fuera de las fronteras españolas.

Hace años que en ciertas zonas de China se cultivan olivos; hasta el momento, los productores españoles de aceite de oliva no han visto en estos cultivos competencia alguna, ya que se consideraban plantaciones experimentales. Ahora, diversos medios de comunicación especializados en el sector oleico se han hecho eco de que en el país asiático se está empezando a cultivar la variedad de oliva arbequina, un fruto que se caracteriza por su resistencia al frío y por constituir la base de las producciones intensivas de olivos.

Los agricultores y productores españoles están empezando a ver estas plantaciones como una amenaza que esparce su sombra sobre sus olivares: En la actualidad existen en China más de 135.000 hectáreas repletas de olivos, lo que se traduce en casi 40 millones de árboles. Estos datos vaticinan que en apenas una década el campo chino llegará a albergar casi 60 millones de olivos en producción, es decir, se igualará la superficie olivarera de Jaén, la productora de aceite de oliva más grande del planeta.

Los recursos naturales de China y la mano de obra barata constituyen las principales amenazas y temores para los productores de aceite de oliva made in Spain, pero es preciso no olvidar la calidad del producto español, una calidad y reconocimiento difícil de alcanzar por los competidores, ya sean actuales o potenciales, como en el caso de China. 

 

Aceite de oliva español: Excelencia y calidad

A pesar de los vaticinios pesimistas de las cifras ya citadas, los productores de aceite de oliva españoles están muy adelantados en lo que se refiere a reconocimiento internacional con respecto al producto chino. Hace apenas unos meses tres aceites de oliva españoles aparecieron en la lista elaborada por Flos Olei, la reconocida guía internacional de los mejores aceites.

En Flos Olei se presentan al lector cientos de aceites de oliva virgen procedentes de los cinco continentes, y no es la primera vez que esta publicación reconoce la calidad y excelencia del aceite de oliva de origen español. El aceite con Denominación de Origen Sierra de Segura de Jaén, Fuenroble, ya ha sido premiado en más de una ocasión. En la última edición de la lista Flos Olei, se alzó como el Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra Calidad/Cantidad.

El aceite de origen navarro Alfar y el aceite de la productora Pagos de Familia Marqués de Griñón son otros de los aceites que esta reconocida publicación ha alzado a la categoría de los mejores aceites de oliva del mundo.

La clave de este reconocimiento internacional está en la justificada autoestima que los productores españoles tienen en lo que se refiere a su producto. La innovación en nuevas tecnologías, la calidad de las cosechas o la variedad de especies constituyen los pilares de la producción española, una producción ‘made in Spain’ que no podrá ser superada tan fácilmente por China.

Tags: ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 Agrogesa Marketing4food.