El producto consistes en una sustancia gelatinosa que cuenta con grades propiedades nutritivas y que permite liberar sustancias antifúngicas o antimicóticas que evitan que los hongos degraden y descompongan los productos frescos.

Diversos investigadores de la Facultad de Estudios Superiros Cuatitlán, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), han desarrollado diferentes envases que permiten a los consumidores ingerirlos sin ningún tipo de problemas, además este tipo de envase permite alargar la vida de las frutas y las hortalizas, debido a que poseen recubrimientos que permiten liberar sustancias antifúngicas o antimicóticas, esta sustancia tiene la capacidad de evitar que los hongos degraden y descompongan los productos frescos. Sin lugar a dudas un invento muy útil para dar un impulso muy importante a este sector.

El proyecto para realización de este nuevo artículo surge de la necesidad que tiene México, como uno de los grandes productores de frutos y hortalizas, de mantener y vender este tipo de productos, ya que más del 45 por ciento de estos alimentos se pierde por un mal manejo, inadecuada conservación y una manipulación incorrecta. Por lo que con este tipo de envase se solucionan todos estos problemas y a la vez se permite que este sector tenga un valor añadido.

Materias primas

Se puede apreciar como esta clase de envases se elaboran con materias primas consumibles como el mucílago del nopal, material que se obtiene al cortar y cocer dicha planta. Estos son los datos ofrecidos por la responsable del Laboratorio de Poscosecha de Productos Vegetales de la FES Cuautitlán.

La sustancia gelationosa que se obtiene de esta planta contiene grandes propiedades nutritivas. Esta investigación ha conseguido obtener este material al secarlos y utilizarlo como matriz para elaborar esta serie de envases, de forma posterior se le añaden compuestos naturales antifúngicos obtenidos de plantas típicas mexicanas como orégano, damiana, eucalipto, romero y gobernadora.

Hasta la fecha se han realizado pruebas satisfactorias en fresas, frambuesas, zarzamoras, moras, chirimoyas, ciruela, naranja, limón y mangos (de variedades Kent, Keitt y Ataulfo), así como en calabaza, pepino y tomate

Noticias Relacionadas

Manzanas Val Venosta refuerza su estrategia de proximidad

E-commerce para productos ecológicos

AUGE DE LA CHÍA: LA SEMILLA DEL CRECIMIENTO ALIMENTARIO

 

Tags: , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 Agrogesa Marketing4food.