Las dudas que acechan a un porcentaje alto de consumidores en el momento de llenar la cesta de la compra son varias; a excepción de aquellos consumidores fieles a los productos de las marcas líderes, por lo general el comprador busca una buena relación entre calidad y precio.  

Esa búsqueda se ha tornado necesaria en la actualidad para muchas familias: La crisis económica que azota a los países occidentales como España ha provocado una contención importante del gasto en la clase media.

Según el estudio denominado ‘La marca de distribuidor en España, un avance cualitativo’, dirigido y publicado por SymphonyIRIGroup, una de las consultoras líderes en el sector del gran consumo, la marca de distribución creció el pasado año en España más de un punto de cuota, lo que supuso que el 41% de las ventas pertenecientes al mercado de gran consumo fueran ventas de productos de marca blanca.

Este ascenso vertiginoso de la marca de distribución en las ventas comenzó en los años 2007, 2008 y 2009, cuando se comenzaba a hablar de crisis económica global y la capacidad adquisitiva de la ciudadanía empezaba a mermar. Los productos de marca blanca restaron protagonismo a los de prestigiosas marcas en las despensas de los hogares.

En pleno 2012, la simpatía del consumidor medio hacia los productos de marca blanca se mantiene, y no sólo por cuestiones económicas; no son pocas las voces que afirman que la marca del distribuidor ha logrado crear un vínculo de fidelidad con el consumidor, algo que explicaría el por qué los consumidores siguen adquiriendo marca blanca a pesar de que estos productos tienen una escasa diferencia de precio con el producto de marca líder.  Según el estudio publicado por SymphonyIRIGroup, las marcas blancas son percibidas por el consumidor como marcas equiparables y comparables a las marcas del fabricante.

Para hacer frente a esta situación, la asociación española de fabricantes de gran consumo, Promarca, ha lanzado una campaña publicitaria que puede verse estos días en televisión y que está protagonizada por consumidores anónimos. Bajo el eslogan “Primeras marcas. La calidad nos une a ti”, estos consumidores muestran de forma abierta el vínculo que los une a sus marcas favoritas, como son la calidad y la confianza.

A pesar de ello, todavía existen marcas líderes que fabrican para la marca de distribución. Existen productos de marca blanca que indican la marca del fabricante. Otras, sin embargo, sólo aportan el CIF y una serie numérica, el denominado como código RGSA que, en ocasiones, aparece en forma de círculo en el packaging del producto.

A través de la página web oficial de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición –AESAN-, el consumidor tiene la oportunidad de saciar su curiosidad con un solo clic. Basta con escribir el número RGSA en el formulario pertinente que muestra dicha página web para que se descubra la marca o empresa que fabrica un determinado producto de marca blanca. Ahora bien, el hecho de que el fabricante de este producto sea una marca reconocida o líder en el sector no garantiza que el producto sea igual, sino parecido.

Tags: ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable