Un estudio de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) reveló que el 86,4 % de los alimentos anunciados como mediterráneos no lo son. Así, esta publicidad de alimentos crea la falsa sensación de que son saludables. En realidad, están llenos de grasas, azúcares y sal agregada y su poder nutricional es bajo. Se analizaron más de1.700 anuncios de alimentos y bebidas de casi 10 años. Si bien no lo consideran publicidad engañosa, la investigación reclama mejores regulaciones.

Estudio sobre la publicidad de alimentos mediterráneos

La dieta mediterránea  está reconocida como un patrón dietético con múltiples beneficios para la salud. Además, contribuye con muchos de los ODS propuestos por las Naciones Unidas. Para mejor, en noviembre de 2010 la dieta mediterránea fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Su popularidad se debe a que ayuda a la pérdida de peso, mejor control de los niveles de azúcar en la sangre, digestión más saludable y prevención de enfermedades.

Justamente debido a esta popularidad, muchas veces la publicidad de alimentos apela a las virtudes de la dieta mediterránea para productos que no cumplen todos sus requisitos.

Así lo demostró un estudio de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y de la Universitat Pompeu Fabra (UPF). Estuvo a cargo de Mireia Montaña, profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, y Mònika Jiménez, profesora del Departamento de Comunicación de la UPF.

De hecho, probó que el 86,4 % de productos alimentarios y bebidas anunciados como mediterráneos no están incluidos en la dieta mediterránea y la mayor parte de ellos tiene un bajo valor nutricional.

Al analizar las palabras clave más utilizadas en los anuncios, las investigadoras se dieron cuenta de que estos productos se vinculan a la dieta mediterránea y esto crea la «falsa sensación» de que son saludables.

Datos reveladores sobre la publicidad de alimentos mediterráneos

El estudio arroja los siguientes resultados:

  • Se analizaron 1219 anuncios de alimentos de 103 alimentos y 541 anuncios de 109 bebidas.
  • La publicidad de alimentos abarcó los años 2011 a 2020.
  • Los valores nutricionales se analizaron de acuerdo a la escala NutriScore. Es el sistema de etiquetado nutricional adoptado por España para facilitar una información nutricional clara. Consta de cinco calificaciones, de la A a la E, identificadas con los colores del semáforo. Así, la mejor calificación es la A, de color verde oscuro, en tanto la peor es la E, de color rojo.
  • Solo el 13,6 % de los más de 200 productos anunciados como alimentos mediterráneos tenían  valor nutricional alto.
  • Otro 13,59 % tenía un valor nutricional muy bajo. En tanto, 29,13 % tenía valor nutricional bajo, 25,27 % obtuvo un valor nutricional medio y un 19,42 % tenía un valor nutricional medio-alto.
  • Los productos alimenticios que más recurren al reclamo de «mediterráneo» son el tomate frito y las salsas, seguidos de sopas y comida precocinada.
  • La popularidad de la dieta mediterránea se evidencia en la cantidad de productos objeto de esta publicidad de alimentos. Pasó de anuncios de 6 alimentos en 2011 a 20 en 2020. De éstos, solo el 30% se consideran de valor nutricional medio alto a alto. En tanto, la publicidad de bebidas pasó de 8 en 2011 a 16 en 2020.

¿Por qué no se considera publicidad engañosa?

Las investigadoras lamentaron que la publicidad de alimentos, consciente de los beneficios de la dieta mediterránea, «la utiliza como reclamo para llegar a los consumidores, pero el lenguaje engañoso puede dañar la salud de los mismos».

Por este motivo, reclamaron que aunque no se trate exactamente de publicidad engañosa, las investigadoras creen que es necesaria una regulación más estricta.

Según la OCU,  el artículo 7 del Reglamento de Etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimentarios destinados a su venta directa a los consumidores y usuarios establece que: “la información alimentaria no inducirá a error sobre las características del alimento y, en particular, sobre la naturaleza, identidad, cualidades, composición, cantidad, duración, país de origen o lugar de procedencia, y modo de fabricación u obtención”.

De hecho, una de las principales razones para fomentar una alimentación saludable basada en la dieta mediterránea es combatir la obesidad. Según la Encuesta Europea de Salud en España del año 2020, el 16,5 % de hombres de 18 o más años y el 15,5 % de mujeres padecen obesidad.

Lee el estudio completo sobre publicidad de alimentos mediterráneos aquí.

Tags: , , , , , , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado