Jamones Enrique García comenzó a implementar la economía circular del sector del cerdo ibérico. El modelo propuesto por la Unión Europea procura reforzar el compromiso con la sostenibilidad  y el cuidado del medio ambiente. Abarca todo el sector de la agricultura y la ganadería. Para la empresa, la economía circular ya es una realidad que se puede aplicar a todas las áreas, aunque consideran que lo llevan implementado desde su origen como la forma más lógica de trabajar.

El modelo de la economía circular en el sector del cerdo ibérico

La sostenibilidad toma fuerza como una de las principales preocupaciones de los consumidores. Así, los distintos sectores están aunando esfuerzos y estrategias para protegerlo y aprovechar los recursos de manera eficaz.

La empresa Enrique García es una de las que acepta el desafío de la sostenibilidad con tres generaciones de trabajo familiar. De hecho, actualmente aúnan la tradición artesana con las tecnologías más avanzadas y, ahora, las estrategias sostenibles.

Enrique García es director comercial de la empresa. Afirma que “La economía circular es clave en el negocio y lo lle vamos aplicando desde el nacimiento de la empresa aun cuando no se hablaba de ello, ya que para nosotros siempre ha sido la forma más lógica de trabajar”.

Para la empresa, el paso de la economía lineal a la economía circular del sector del cerdo ibérico es el resultado de un cambio de mentalidad. Cada vez hay mayor conciencia, y aunque los costos pueden ser mayores, a la larga es beneficioso para todos.

Propuestas del modelo

La premisa es tomar las mejores medidas posibles en referencia a la sostenibilidad en los distintos procesos, a fin de mejorar la industria, nuestros productos y el servicio para los clientes.

Su modelo se basa en los siguientes elementos:

  • Kilómetro cero. Las instalaciones se encuentran en un radio de 15 Km. Priorizan los productores de la zona, para reducir la huella de carbono. En tanto, también contratan trabajadores del medio rural para potenciar el trabajo en este ámbito.
  • Aprovechamiento de los recursos naturales. Se trata de limpiar y sanear todas las charcas para poder aprovechar los recursos del agua de lluvia. Así, los animales cuentan con bebederos todo el año.
  • Reforestación. La encina juega un rol principal en el desarrollo del cerdo ibérico durante la fase de vida en el campo. Ofrece cobijo y alimento.  Además, es un árbol de difícil arraigo y crecimiento lento. Por lo tanto, se realiza una labor continua de plantación. Reforzando el modelo circular en el sector del cerdo ibérico, se aprovecha el estiércol como abono natural.
  • Reducción de plásticos. Ante el incremento del consumo del producto loncheado a raíz de la pandemia del covid-19, se procura utilizar plásticos reciclados o reciclables.

Enrique García, tradición y modernidad en jamón ibérico

La empresa fue fundada en 1896 por Enrique García y actualmente es continuada por sus descendientes Enrique y Javier. Así, son tres generaciones trabajando en la empresa familiar.

Su producción se basa en los cuatro pilares de calidad del ibérico: raza, alimentación y nutrición, entorno y elaboración.

Crían los cerdos en su propia Granja Las Quemadas y la fábrica de embutidos se encuentra en Valdecarros, Salamanca, donde se elaboran todos los productos ibéricos. Así, allí se llevan a cabo los procesos de salado, curado, embutido y calado.

Muchos de los procesos que ya implementan, actuamente se promueven bajo el título de economía circular en el sector del cerdo ibérico. Por ejemplo, la trazabilidad, bienestar animal y aprovechamiento de todos los recursos. De hecho, cuentan con su propia fábrica de piensos con la mejor selección de materias primas y una alimentación a base de cebada, trigo, soja y maíz.

En cuanto al bienestar animal, recogen las enseñanzas del fundador en cuanto a la observación de los animales para descubrir cómo se mueven, dónde les gusta descansar o qué bellotas de qué encina son sus preferidas.

Todo el proceso se lleva a cabo en sus propias instalaciones, desde la granja de cerdos hasta la distribución del producto. Así, llevan adelante otra de las premisas de la economía circular del sector del ibérico que es la integración total.

El plan diseñado por la Unión Europea en referencia al sector de la agricultura y ganadería se basa en la reducción de la huella de carbono y una cadena de distribución más sostenible. Asi, se aplica la economía circular y sus principios: reducir-reutilizar-reciclar.

 

Tags: , , , ,

Related Article

No Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica
BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica