Huelva, principal provincia productora de frutos rojos de Europa, ha comenzado una nueva campaña con un horizonte «complicado». Existen tres razones que preocupan fundamentalmente a los productores: la necesidad de garantizar la existencia de suficiente mano de obra; la incertidumbre ante las afecciones provocadas por la sequía y por último, el aumento de los costes de producción.

Manuel Piedra, secretario general de la Unión de Pequeños Agricultura (UPA) en Huelva, ha afirmado que los productores ya han iniciado los preparativos para la campaña, de forma que la gran mayoría ya ha finalizado el proceso conocido como «enlomado» de los campos y está procediendo a la colocación de las instalaciones de riego y estructuras -patas y arcos- y, a partir del mes de octubre, se llevará a cabo la plantación de la fresa. También se está produciendo el mantenimiento de las plantas de arándanos y frambuesas cuyo ciclo productivo es distinto.

Escasez de mano de obra

Respecto a la preocupación sobre la mano de obra, Piedra ha indicado que las organizaciones agrarias han pedido a la Dirección General de Migraciones la posibilidad de realizar una nueva selección de trabajadoras en Marruecos. Una medida que se solicita, después de que desde 2019 no se haya llevado a cabo ninguna. «Entendemos que es necesario hacer una selección amplia que posibilite la venida de temporeras de primer año, más allá de las repetidoras». También, se ha solicitado mantener la experiencia piloto con Ecuador para ver si en este segundo año se potencia y, al mismo tiempo, «ampliar notablemente el cupo de trabajadores procedentes de Honduras».

Piedra considera que la admisión de esas peticiones que afectan al contingente contratado en origen -algo que esperan conocer el próximo 15 de septiembre cuando se celebre la Comisión Provincial de Flujos Migratorios- junto con la modificación que se ha hecho a la Ley de Extranjería permitirán al sector «tener garantizada y fidelizada para la próxima campaña la mano de obra necesaria».

También preocupa «muchísimo» la sequía: «Aunque en Huelva tenemos una cuenca excedente en agua, la problemática de no llover nos está preocupando porque nos puede afectar a la producción de frutos rojos, si no a corto plazo a largo plazo, y que nuestras producciones sean dañadas por no tener agua».

Incremento exponencial de los costes de producción

Por último, y no menos importante, el problema del incremento en los costes de producción. «Vemos que el IPC no para de subir y eso repercute muchísimo en nuestras compras de materia para uso agrícola. Asimismo, creemos que la campaña se tendría que afianzar en un precio justo y razonable para que sea posible amortizar dichos costes», ha señalado el representante de UPA.

«Tenemos tres un horizonte complicado. Acabamos de empezar y ahora es la peor fecha. Los agricultores ya han invertido en infraestructuras, y a partir de diciembre todo el gasto está hecho. Nos preocupa que esta incertidumbre no esté resuelta antes de que vengan los primeros frutos rojos», ha concluido.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable