La multinacional estadounidense PepsiCo se ha convertido en noticia en Estados Unidos, y no precisamente por su buen hacer; tras pedir disculpas a la ciudadanía, la multinacional ha retirado un conjunto de anuncios publicitarios que banalizan la violencia hacia la mujer y el racismo.

Todo comenzó cuando PepsiCo puso en circulación por la red de redes una campaña de marketing viral conformada por una serie de anuncios en los que publicitaba su refresco con sabor a cítrico Mountain Dew, muy popular en Estados Unidos. Estos anuncios estaban protagonizados por una mujer maltratada, cinco personas de raza negra –entre las que se encuentra el rapero afro-americano Tyler, más conocido como ‘The Creator’– y una cabra llamada Felicia a la que el rapero Tyler prestó su voz.

Con estos ingredientes, los creativos que han trabajado para la multinacional -entre los que se encuentran este popular rapero, famoso por su supuesto discurso misógino y racista-, idearon unos anuncios dignos de recibir duras críticas. No sólo se ha acusado a PepsiCo de crear una campaña machista y defensora del maltrato, sino que además se la ha acusado de crear el anuncio más racista de los que han visto la luz en la historia audiovisual de Estados Unidos.

Sinopsis de los anuncios

En el primer anuncio, una cabra maltrata de manera violenta a una camarera que le sirve una botella de Mountain Dew mientras varios comensales, entre los que se encuentra el rapero Tyler, no sólo observan impasibles los hechos, sino que además sonríen.

La historia continúa en un segundo anuncio, en el que la mujer maltratada y con la cara repleta de hematomas y heridas debe reconocer al agresor entre los sospechosos, que no son otros que la cabra Felicia y cinco hombres de raza negra. Pero lo indignante del anuncio no acaba ahí; cuando llega el momento de señalar al culpable, la cabra amenaza de manera muy violenta a la víctima de sus malos tratos con el objetivo de que no la delate.

Imagen corporativa y responsabilidad

Este vídeo, que pretende promocionar el refresco Mountain Dew y que apenas transcurre en un minuto de duración, ha sido censurado y descrito por el reconocido analista de medios Boyce Watkins como el más racista de la historia de los anuncios.

PepsiCo ha pedido disculpas por sus anuncios y ha retirado todos los vídeos de la red. Algo similar ha hecho el rapero Tyler, que ha justificado la presencia de hombres negros con la idea de que también habían estado en el bar el día en el que la cabra maltrató a la mujer.

Esta serie de anuncios constituyen el ejemplo de lo que una firma nunca debería de hacer, manchar su reputación corporativa.

 

Tags:

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 Agrogesa Marketing4food.