La marca de chicles sin azúcar Orbit lanzó durante el pasado mes de abril su nuevo chicle, el Bubblemint, un producto que posee el sabor clásico de esta golosina y añade un toque mentolado. Para promocionar la nueva enseña de la marca, Orbit convirtió por unas horas la madrileña plaza de Callao en un tradicional local al más puro estilo norteamericano de los años cincuenta.

La marca Orbit, propiedad de Wrigley, ha querido lanzar un producto con un sabor muy diferente a cualquiera de los que comercializa. ¿Quién no recuerda aquel sabor a chiche con azúcar que comía de manera continuada durante su infancia? Tras aquel sabor llegaron otros muchos a la boca del consumidor, incluidos los chicles sin azúcar, que albergaban sabores diferentes y mucho más refrescantes. Ahora, Orbit ha lanzado Bubblemint, un producto que trae reminiscencias vintage y las fusiona con el sabor más típico de los chicles sin azúcar, la menta.

Para promocionar este nuevo chicle que se lanzó al mercado el pasado mes de abril, Orbit ha contado con la plaza Callao de Madrid como escenario, con la modelo Alba Carrillo como madrina de honor, y con las redes sociales como elemento ‘viralizador’ del acto.

Recreación del espíritu vintage

Con la finalidad de simular ese espíritu vintage con el que ha sido ideado el nuevo producto de Orbit, los creativos de la marca optaron por convertir la céntrica plaza de Callao de la capital española en un restaurante de comida rápida al más puro estilo norteamericano de los años cincuenta: menú tradicional estadounidense que incluía cupcakes, donuts, batidos o mini hamburguesas y camareras con un uniforme acorde con el modelo de vida americano subidas en patines; estos y otros elementos daban vida a un improvisado restaurante al que los consumidores accedían mostrando en la entrada un paquete de Orbit Bubblemint.

Esta acción finalizó con el concierto de la granadina Vinila Von Bismark, quien fue escogida por su estética y el tipo de música que interpreta con su voz, que recuerda a la música de los años dorados.

Campaña online

De manera paralela, tanto los consumidores que tuvieron la oportunidad de disfrutar de la recreación del espíritu vintage en Callao, como aquellos que no pudieron, tuvieron la posibilidad de materializar la estrategia de gamificación ideada por los creativos de Orbit. Para ello, los participantes sólo debían subir una foto bajo el hashtag #CHICLECONSABORACHICLE a la red social Instagram. El requisito consistía en que la imagen debía reflejarlos a ellos mismos haciendo una pompa de chicle.

Entre todos los participantes se sorteó una cámara de fotos Lomography Diana F+ y se recompensó a los propietarios de las imágenes más divertidas con Orbit Bubblemint para todo el año.

Noticias relacionadas

Hornimans lanza una campaña para aumentar la frecuencia de consumo

Schweppes conmemora el buen momento de la tónica
Primo Smallgoods se inspira en ‘American Beauty’ para anunciar su beicon

Tags: , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica