No podemos afirmar con certeza que su popularidad se deba a su efecto vigorizante y estimulante, como consecuencia directa de la cafeína; pero si hay una bebida número uno en el mundo es el café. Una bebida que la consume un tercio de la población mundial y que ya ha se considera una cultura; pero, ¿dónde se sitúa su origen?

Historia del café

Las teorías que se conocen hasta el momento, apuntan a Etiopía como lugar de nacimiento  del café. Cuenta la leyenda que Kaldi, un pastor de Abisinia (Etiopía), comprobó el efecto estimulante que unos frutos rojos del cafeto (árbol del café) había ejercido en las cabras. El pastor llevó los frutos a un monasterio donde los monjes los cocinaron, aunque quedaron decepcionados por el sabor amargo. Decidieron entonces quemarlos en la hoguera y así quedaron entusiasmados por el agradable aroma que desprendía. Nació así el café. Aunque su expansión por Arabia comenzó en el siglo XII, no fue hasta el siglo XV cuando empezó a cultivarse en Europa.

Estrategias de venta

  • Forme a su personal: ya que los empleados contribuyen en buena medida a la imagen de su empresa. Se torna fundamental que tengan un amplio conocimiento sobre las diferentes variedades del café con el comercializa la marca, así como los tecnicismos del ámbito en cuestión.
  • Venda tradición y orígenes puros.  El hecho de recurrir a la tradición a la hora de comercializar el café  es símbolo de calidad y un elemento diferenciación. Salzillo sabe cómo lograrlo porque cada saco de café y lo que es más, cada grano de café, contiene la esencia del lugar de cultivo, ofreciendo así un producto único. Todos los blends de la marca están compuestos por café de tueste natural, de la especie botánica arábiga. Salzillo incorpora un amplio abanico de sabores para cada paladar, materializados en sus diferentes variedades: Colombia Supremo Armenia, Puerto Rico Yauco Selecto, Jamaica Blue Mountain, Nicaragua Caracolillo, Guatemala Volcán de Oro, Papúa Nueva Guinea, Etiopía Mocca, Kenia Cimazul y Hawaii Kona.

  • Diversifique la oferta adaptándola a las necesidades de cada consumidor. Ya no se trata de satisfacer los gustos más variados con diferentes clases de café, sino de ir más allá añadiendo té, edulcorantes o galletas, productos alternativos o para combinar con el café. Una estrategia de marketing en la que Salzillo vuelve a ser digno de mención.
  • Súmese a las tendencias.  El compromiso con el medio ambiente se ha convertido ya en un estilo de vida. De esta manera, se observa un auge en el consumo de café orgánico, que es aquel que se cultiva mediante métodos naturales, sin pesticidas. Por tanto, se trata de un café que no contamina, en consonancia con las tendencias ecológicas imperantes hoy en día en nuestra sociedad. Incluir café orgánico en su oferta, como estrategia de marketing, puede ayudarle a incrementar las ventas de forma considerable.
  • Adáptese a los nuevos hábitos y circunstancias del momento.  El ritmo de vida de ahora no es igual que el de hace diez años, como tampoco lo es el consumidor.  En En En resumen: reinventarse o morir, no queda otra para permanecer en el mercado. No cabe la menor duda de que el agitado ritmo de vida que se ha impuesto en la sociedad, acompañado del estrés, ha propiciado un cambio de hábitos en el consumidor, que abandona las cafeterías por un café rápido. Se abre entonces una oportunidad  de negocio para las diferentes marcas, que optan por una renovación. Es aquí donde incluiríamos las cápsulas de café que marcas como Marcilla o Nescafé han creado para la proliferación de las nuevas máquinas de café (Krups, Senseo…).

Starbucks y Nesspreso, en la cima

Es inevitable asociar, incluso de manera inconsciente, el marketing del café a dos marcas, cuyas estrategias de venta son destacables.

Tanto Starbucks como Nespresso, cada una portadora de una imagen y esencia particular, saben cuidar hasta el más mínimo detalle para satisfacer las necesidades de un determinado perfil de cliente.

Las cafeterías Starbucks sumergen al cliente en una atomósfera de sensaciones, gracias a aspectos tan importantes como la personalización de productos, cómodas instalaciones, y una gran variedad en la que el Frapuccino se ensalza como emblema de la compañía.  Además, la formación del personal y la atención del cliente también son parte del éxito de la marca.

Si Starbucks se dirige a un público joven y urbano, que hace del café un elemento socializador, el cliente de Nespresso pertenece a otra élite. Una marca que se dedica a la venta de cápuslas de café, pero una firma de alta gama que se traduce la más pura expresión de elegancia y sofisticación, connotaciones que se transmiten en cada uno de sus productos.

La atención al cliente, el diseño del local o incluso el mero hecho de recurrir a George Clooney en sus diferentes spots, han elevado a Nespresso a lo más alto, convirtiéndolo en un eficaz ejemplo de marketing para el café.

 

 

 

 

 

 

 

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable