Me encuentro en estos días cerrando una campaña de gabinete de prensa para un cliente. Es decir, durante tres meses he estado enviando una nota de prensa sobre un producto gastronómico a medios especializados en el tema y también a los más generalistas, como suplementos dominicales de diarios nacionales. En mi plan de medios, donde he especificado a cuáles se ha enviado la información, he tenido en cuenta los formatos audiovisuales, escritos y digitales.

Como siempre, una vez finalizada la campaña, me dispongo a hacer lo que llamamos el Clipping de prensa, que no es más que la recopilación de todo lo que ha salido publicado, con una imagen de cada aparición en los medios y los datos de difusión, tanto cuantitativos como cualitativos. Este documento es importante porque nos sirve para justifica el trabajo realizado y evaluar resultados, tanto para los directores de marketing y comunicación de las empresas como para los asesores externos.

Tiene una estructura más o menos organizada por tipos de medio: PRENSA ESPECIALIZADA, PRENSA GENERALISTA, TELEVISIÓN, RADIO y finalmente, BLOGS Y REDES SOCIALES. Y ahí viene mi reflexión. Me doy cuenta de que todavía hoy las empresas valoran más una aparición en medios escritos, con sus datos de difusión clásicos, que, por ejemplo, un twit o retwit de un prescriptor con muchos seguidores. Es decir, cuando se evalúan los resultados de la campaña, solemos obviar que las redes sociales o la prescripción de blogueros puede tener muchas más difusión y llegar de forma más directa a nuestros públicos que en una página entera de los medios tradicionales. Y eso, sin olvidarnos del posicionamiento SEO, que se ve reforzado con este tipo apariciones de la marca en blogs y redes sociales.

Un ejemplo. ¿Qué es más efectivo? Publicar una nota de prensa sobre, pongamos por ejemplo, una ginebra, a toda página en un medio especializado en gastronomía o la prescripción de este producto en el Facebook de alguien como Mikel López Iturriaga, autor del blog de gastronomía del EL PAÍS, EL COMIDISTA , https://blogs.elpais.com/el-comidista/, que cuenta, en este momento, mientras escribo este artículo, con 30.229 seguidores en Facebook y 113.107 seguidores en Twitter con @mikeliturriaga? ¿Qué preferiría para su empresa: salir citado en un artículo en el blog https://www.7canibales.com/ donde participan algunos de los principales periodistas gastronómicos o en una breve nota de prensa de un suplemento dominical de tirada nacional? Está claro que hay que ver qué objetivos perseguimos y, sobre todo, a qué público nos dirigimos (especialmente teniendo en cuenta si es un público acostumbrado a informarse a través de internet). Pero lo que sí creo es que los profesionales de la comunicación debemos de reivindicar este tipo de apariciones de la marca o producto en medios digitales, porque son útiles, tienen más credibilidad (no tienen el aire publicitario de una nota de prensa y vienen de la mano de un prescriptor de referencia para su público) y además, el conseguirlas requiere de un trabajo previo, como por ejemplo, la organización de encuentros con blogueros.

En conclusión. Si usted tiene que evaluar el resultado de una campaña de gabinete de prensa para su marca o producto, tenga en cuenta el poder de difusión de los medios digitales. Si además, es el responsable de dicha campaña y debe de realizar el Clipping de prensa, le invito a darle más importancia a las apariciones en internet y a trabajar para ser citado en éstos. ¿Quizás deberíamos empezar por cambiar el nombre del servicio “Gabinete de prensa”? ¿No se trataría ya de un término obsoleto?

Eva Castro Román

Tags:

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Banner M4F Melones el Abuelo 300 x 300 px
BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica