Por culpa de la crisis económica la hostelería en España lleva varios años en los que las ventas han caído de forma considerable. Por culpa del descenso de la capacidad adquisitiva de los españoles, son cada vez menos lo que pueden visitar locales o dedicar una escapada de fin de semana, por lo que el sector está cada vez más resentido.

Los problemas financieros dentro del mundo de la hostelería han llegado a tal nivel que sólo durante el último año la morosidad de este sector en España se ha duplicado, por lo que el 8,2% del año 2011 ha escalado hasta un 16,7% al cierre del año 2012, según los datos aportados por el Banco de España.

Si se va mucho más allá en el tiempo, hasta el año 2010, se puede observar que la tasa de morosidad se ha triplicado, ya que durante este año sólo ascendía al 5,3%, y se ha quintuplicado si se cogen los datos del año 2009, en los que la tasa de morosidad era sólo de un 3,76%. Estas cifras relevan la cruda realidad del sector hostelero español: Cada vez hay una solidez financiera mucho más débil y las empresas lo están pasando francamente mal.

Morosidad preocupante

La situación de la hostelería en España empieza a ser preocupante, ya que la morosidad está llegando a tal extremo que la cantidad de créditos dudosos sólo está por debajo de las que acumulan los sectores de las inmobiliarias y el de la construcción. Estas debilidades están provocando una pérdida de empleo considerable dentro de este sector.

Si se ignora el repunte normal de la época veraniega, se puede observar como el empleo en la hostelería se redujo en un 3,9% con respecto al año anterior, según los datos ofrecidos por la Encuesta de Población Activa que realiza el Instituto Nacional de Estadística. Estos datos suponen que hubo 35.400 trabajadores menos que en los tres primeros meses del año 2012. En definitiva, unos datos que muestran una preocupación latente dentro de un sector que está soportando la crisis económica como puede.

 

 

 

 

 

Tags:

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.