El mercado de las frutas y verduras en Europa alcanza estos días gran protagonismo. Sin embargo, el hecho de ser convertirse en objeto de discusión no se debe precisamente a una buena causa. Pues, por una parte se exigen medidas que regulen, de forma más eficaz, el mercado de las frutas y verduras en Europa; por otra, se demanda el cumplimiento de los términos que enmarcan el acuerdo EU-Marruecos, ya que hasta el momento no se habían acatado.

España, Francia e Italia debaten mejoras en la regulación

Según ha afirmado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en un comunicado, el comité franco-italo-español de frutas y hortalizas, integrado por los gobiernos y representantes del sector de estos países, han debatido en pro de una regulación más eficaz para el mercado hortofrutícola europeo.

Se está a la espera de las propuestas de la Comisión Europea, para que dé luz verde a una reestructuración en lo que concierne a los precios de retirada y precios de entrada de los productos importados.

Isabel García Tejerina, secretaria general de Agricultura y Alimentación, ha destacado que “el trabajo común sobre frutas y hortalizas de un núcleo como Francia, Italia y España puede marcar líneas de trabajo en el conjunto de la Unión Europea y hacer partícipes a otros Estados miembros con intereses similares en estas producciones”.

Por su parte, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) exige “medidas urgentes y eficaces” para gestionar el mercado hortofrutícola en Europa.

La organización agraria ha pedido que la reforma de la PAC establezca excepciones en materia de competencia que permitan «hacer frente a la concentración de la gran distribución y su asfixiante control sobre los precios en origen».

El acuerdo con Marruecos amenaza al sector hortofrutícola europeo

Juan Ramón Hernández, consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, afirma que el sector de frutas y hortalizas “ está siendo el más afectado porque el acuerdo prevé la práctica libertad total de acceso al mercado comunitario de todas las frutas y hortalizas procedentes de Marruecos, estableciendo contingentes solamente para los seis productos que se consideran productos sensibles: tomate, calabacín, pepino, ajo, clementina y fresa, muy superiores a los establecidos en el acuerdo anterior”.

Además, el pacto agrícola también ha desembocado en un mal funcionamiento de los controles en la frontera, y según el consejero, esta situación afecta “de manera importante” al tomate canario. Al parecer, el país africano no ha cumplido los términos del convenio actual, ya que no respeta ni el sistema de contingentes ni los precios de entrada, lo que ha dado lugar a una considerable crisis de mercado, repercutiendo negativamente en la renta de los productores hortofrutícolas europeos.

Ante las vicisitudes que atraviesa el sector, Juan Ramón Hernández se ha reunido con el ministro Arias Cañete para transmitirle  «la honda preocupación de los agricultores dedicados a la producción del tomate de exportación de Canarias por la ampliación de los contingentes a Marruecos debido a que éstos se distribuyen durante los meses que coinciden con la campaña canaria de exportación, lo que empeorará la situación de los productores isleños, dado que los tomates marroquíes entran en los mercados europeos a muy bajo precio debido a los costes de producción, determinados, entre otros factores, por los reducidos costes sociales del país».

 

 

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica