Considerada uno de los productos imprescindibles en las despensas de los hogares y en las cocinas de muchos restaurantes, la alcachofa celebra este jueves 16 de marzo su día internacional.

Un día que se presenta en un contexto complicado ya que la producción de alcachofa se ha visto afectada en los últimos meses por las condiciones climáticas. Factor que ha provocado tanto la aparición de plagas como el aumento de su precio.

Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, España es el segundo productor mundial de alcachofa con 226.281 toneladas al año. Por debajo de Italia, con 483.561 toneladas.

Es un cultivo de especial relevancia para comunidades como la Región de Murcia, que ocupa un 40 % de la producción nacional. También destaca la Comunidad Valenciana, Tarragona o Navarra. Comunidades que produjeron el 36 % de la cosecha nacional.

Atendiendo a los datos, el 60 % de la producción se dirige a la industria y el 40 % restante para el consumo en fresco. En el mercado interior se queda un 75 % y el 25 % se exporta al resto del mercado comunitario.

Para esta campaña, se prevé que se obtengan 220.000 toneladas. Tal y como ha informado el presidente de la sectorial de la alcachofa de la Asociación de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia (Proexport), Simón Conesa.

El aumento del precio en la alcachofa es consecuencia de las temperaturas «atípicas» que han incidido en la calidad

La pasada semana se observó de nuevo un aumento en el precio de la alcachofa. En concreto, la compra en origen de 10 kilos supuso 1,7 euros más que si lo comparamos con los siete días de atrás. Lo que supone un repunte del 9,58 %. Mientras, comprar esa misma cantidad de patata cuesta 38 céntimos más caro (+9,7 %).

Por tanto, se confirma una tendencia alcista de los precios si lo comparamos con las campañas anteriores. En la semana nueve del 2023, el precio era de 1,99 euros. Mientras que en la misma semana del 2022 fue de 0,82. Y en el 2021 de 0,96 céntimos.

Este aumento de los precios, según Conesa, es consecuencia de las condiciones climáticas adversas. Porque las temperaturas «atípicas» están pasando factura al campo y a  sus cosechas. «No ha sido un buen año» para los agricultores ni en producción ni en precio.

Las temperaturas han propiciado la aparición de plagas como el mildiu

En este sentido, el calor de los últimos meses del 2022 ha provocado que la alcachofa «haya dado un menor rendimiento». Además, «al ser un producto de invierno y al tener temperaturas demasiado altas ha incidido en la calidad».

Enfermedades como la plaga del mildiu se han propiciado por las temperaturas cambiantes. Esto ha supuesto unas pérdidas para el agricultor de entre un 20 % y 30 % sobre el coste del cultivo.

Aún así, Conesa espera que se trate de una situación coyuntural. Y que en los próximos cultivos se restablezcan tanto el precio del producto como su calidad.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica