Desde hace unos meses las autoridades pertinentes están sopesando gravar las bebidas azucaradas para así reducir las calorías, no obstante los beneficios para la salud que esta medida puede significar no está totalmente claro, ya que el hábito puede ser descompensado si los consumidores sustituyen estas bebidas por otros alimentos que son poco saludables. Esta afirmación ha sido demostrada por un estudio que han realizado de forma conjunta investigadores de RTI International, la Universidad de Duke y el Departamente de Agricultura de EE.UU.

Esta investigación ha sido publicada en la revista American Journal of Agricultural Economics y ha permitido observar como la reducción de las bebidas azucaradas por un impuesto a los refrescos podría provocar que los consumidores sustituyeran estos productos con esta cantidad de calorías por una ingesta de alimentos y bebidas libres de impuestos pero que tienen una cantidad muy grande de calorías, sal y grasa.

Es un problema bastante importante, ya que los consumidores pueden dejar de tomar esta clase de bebidas y sustituirlas por un alimento alto en calorías pero que no esté gravado con este tipo de impuestos. No obstante, todo es poco para la reducción de calorías, ya que es una de las maneras de promover la alimentación saludable y la reducción de las enfermedades que están relacionadas con la nutrición.

Consumidores

Este estudio también examinó las diferentes pautas dentro del comportamiento de compra que hay entre los hogares que tienen menores y mayores ingresos. Si se comparan las compras entre hogares con menores y mayores ingresos se puede apreciar como los alimentos y bebidas realizadas por las de ingresos más bajos suelen ser más altas en calorías, contenido de grasa y sodio.

Según esta información, se puede afirmar que las familias que cuentan con ingresos más bajos tienen una tendencia mayor a comprar más refrescos azucarados que las familias con ingresos más altos, por lo que si estas bebidas tuvieran calorías reducidas los beneficios para la salud de estas personas serían rápidamente aceptado. Para realizar este tipo de estudio los investigadores han utilizado datos sobre las compras de alimentos del hogar que han sido facilitados por Nielsen Homescan 2006, una de las empresas líderes en consumo nacional.

Tags:

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.