¿Dificultades para concentrarte o tomar decisiones? ¿Disfrutas cada vez menos de tu trabajo, te sientes cansado, deprimido o intranquilo? ¡Cuidado! Podrías estar padeciendo estrés laboral. No es un tema para tomar a broma. De hecho, según un estudio de la aseguradora Cigna, el 45% de los trabajadores españoles reconoce sufrir estrés en el trabajo. Además, debido al confinamiento impuesto por la pandemia de COVID-19, el estrés laboral va en aumento. No solamente reduce la productividad. Considerado el mal del siglo XXI, es actualmente uno de los principales factores de riesgo para la salud física y mental.

¿Por qué debes prevenir o tratar el estrés en el trabajo?

El estrés laboral es un grave problema de la sociedad contemporánea. De hecho, puede poner en peligro tu salud y seguridad. El estrés afecta negativamente la salud física y psicológica de los trabajadores, y también la eficacia de la empresa para la que trabajan.

Un trabajador estresado es menos productivo y tiene menor motivación. Pero también es más propenso a adquirir enfermedades y escasas perspectivas de desarrollo laboral.

La causa del estrés puede ser laboral o por problemas domésticos o personales del trabajador. La empresa no puede hacer mucho para proteger a sus empleados del estrés originado fuera del trabajo. Sin embargo, la gestión y la organización pueden prevenir el estrés en el trabajo. O, si el estrés ya está presente, evitar que perjudique gravemente la salud del empleado y el buen funcionamiento de la organización.

A menudo se confunde el estrés en el trabajo con la presión o las exigencias laborales. ¡No se debe caer en este error! La presión es inevitable, especialmente en un entorno altamente competitivo como el actual. El estrés aparece cuando la presión es excesiva o difícil de controlar.

La mala alimentación y el estrés laboral

¿Sabías que la mala alimentación puede ser la causa de tu estrés en el trabajo? De hecho, los malos hábitos de alimentación como el picoteo o el consumo excesivo de alimentos industrializados pueden estar aumentando tu estrés laboral.

Es porque esos alimentos son muy ricos en grasas, azúcar y sal agregadas. Estas sustancias provocan un efecto placer o recompensa inmediato en el cerebro. Sin embargo, cuando pasa el «subidón» el cerebro quiere otra vez la recompensa. ¿Consecuencia? ¡Más estrés!

Y si bien no existen alimentos antiestrés, sí una dieta equilibrada, con los nutrientes adecuados a tu trabajo, puede ayudarte a mejorar tu salud.

Sin embargo, si sientes estrés en el trabajo, lo mejor es hablar con tu equipo o tus superiores. ¡Tal vez unos pequeños cambios puedan surtir grandes efectos!

Alimentos que ayudan a combatir el estrés y la ansiedad

Los alimentos contra el estrés laboral se deben seleccionar de acuerdo al tipo de trabajo que se realiza. Por ejemplo, es diferente la nutrición de un trabajador con gran desgaste físico que la del que realiza un trabajo de naturaleza intelectual.

Así, los trabajadores con desgaste físico necesitan una dieta más alta en calorías y aporte proteico. En tanto, si se trata de un trabajo intelectual, la dieta debe contener más nutrientes, omega 3, calcio, hierro, zinc, magnesio y proteínas. También alimentos con tirosina que mejoran la productividad.

Grupos de alimentos que ayudan a controlar el estrés en el trabajo

Los siguientes grupos de alimentos pueden ayudar a controlar el estrés en el trabajo y lograr un mejor desempeño:

  • Cereales integrales. Aportan carbohidratos, vitaminas, minerales y fibra. Son una fuente de energía y mantienen el buen funcionamiento intestinal.
  • Frutos secos. Ideales para trabajos muy desgastantes. Aporta energía y omega tres.
  • Vegetales. Elige vegetales de hoja verde oscuro. Están llenos de nutrientes saludables. Por ejemplo la espinaca es uno de los más recomendados  alimentos contra el estrés y la ansiedad. También  legumbres, ricas en tirosina, como alubias y maníes. Incluye semillas en tu dieta como las de calabaza y sésamo.
  • Frutas. Aportan muchas vitaminas, minerales y fibras, sin embargo su aporte calórico es escaso. Incluir en la dieta plátanos o bananas, que son ricos en potasio y una buena fuente de energía. El aguacate es uno de los imprescindibles. Aporta grasas saludables y alta sensación de saciedad.
  • Carnes. Contienen tirosina, un elementos que ayuda a mantener una buena productividad laboral todo el día. Los pescados azules aportan ácidos grasos y protegen contra las enfermedades cardiovasculares.
  • Lácteos. También contienen tirosina. El yogur, además, ayuda a mantener saludable la microbiota intestinal.
Tags: , , ,

Related Article

No Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable