Pascual, la empresa de lácteos de la Corporación Pascual, presenta nuevos envases sostenibles para su leche, compuestos en un 28% por Biopet, una resina vegetal proveniente de la caña de azúcar. Así, refuerza su compromiso con el medio ambiente y se consolida como empresa pionera en innovación sostenible.

La nueva botella sostenible

La nueva botella sustentable de Pascual contiene un 28% de un material de origen vegetal elaborado a partir de la caña de azúcar. Se trata de Biopet, un nuevo plástico de origen vegetal.  Está compuesto por una combinación de PET con desechos naturales y renovables provenientes de la caña de azúcar.

Además de utilizar menos plástico, este material también reduce las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Así, no solo disminuyen el uso de recursos fósiles. También, ayudan a mitigar el efecto invernadero. Por otra parte, la caña de azúcar es un vegetal que durante su desarrollo absorbe CO2 de la atmósfera. Además, han eliminado la tapa de aluminio debajo del tapón. Así, la nueva botella es mucho más fácil de abrir pues solo se debe girar el tapón.

La gama de leches comercializadas los nuevos envases sostenibles son las clásicas semidesnatada, desnatada y entera, todas en presentaciones de un litro y medio para adaptarse a las últimas tendencias de consumo.

Otras soluciones: más envases sostenibles, embalajes y pajitas

En un comunicado, la empresa ha destacado que se trata de una innovación pionera en el mercado español. Además, se enmarca dentro de su estrategia de sostenibilidad. El director de Negocio Lácteo y Bebidas Vegetales, Javier Peña, ha subrayado que se trata de «aplicar innovación a los envases para hacerlos más sostenibles». Ha recordado que fueron los primeros en introducir el Tetra Brik aséptico.

Las soluciones se extienden a otros envases sostenibles y también a los embalajes y pajitas.

Además actualmente cuentan con otra línea de envases sostenibles del tipo brik. Se trata de envases que contienen un 89% de material vegetal proveniente también de la caña de azúcar. Además, en 2018 eliminaron todo el plástico de sus envases. De hecho lo sustituyeron por cartón 100% reciclado y reciclable.

Además, en 2021 eliminaron los embalajes retráctiles de plástico. Los reemplazaron por otros más sostenibles, con 50% de plástico reciclado.

Actualmente acaban de eliminar las pajitas de los formatos de 200 ml para sustituirlas por pajitas de cartón FSC. Además, ya hace más de un año comenzaron a usar en sus botellas un tapón ecológico, también fabricado con el mismo material.

Continúa con el cuidado del agua, minimizando la contaminación, controlando el consumo y protegiendo los cursos naturales. Promueven una agricultura sostenible protegiendo la tierra a través de cultivos adecuados y la optimización del uso de fertilizantes. También protegen la biodiversidad, reduciendo la presión de la actividad sobre el medio natural y conservando el paisaje.

Finalmente procuran la reducción de la huella de carbono. Para ello, fomentan en las granjas un programa de eficiencia productiva y buenas prácticas medioambientales.

Pascual, una empresa familiarmente responsable

Para el grupo Pascual no se trata solo de envases sostenibles. Esta empresa familiar nació en 1969. Desde su origen, se ha dedicado a mejorar la calidad de vida de las personas, anticipándose a sus necesidades globales de alimentación y aportando valor a las comunidades.

Está basada en sólidos valores familiares y sentido de trascendencia. En tanto, ofrece productos y servicios de alimentación que mejoran el bienestar.

Calificada por sus políticas sostenibles, ha obtenido numerosos reconocimientos. Por ejemplo, ser la primera empresa española certificada por la Unión Europea para comercializar leche en todo el territorio de la Unión. Además, es la primera en exportar yogures a Estados Unidos. También ha obtenido la certificación EFR. Otros reconocimientos: sello de excelencia europea 400+, certificación medioambiental cinco estrellas Ecostars por su flota sostenible entre otros.

Por otra parte, se destaca por sus iniciativas en favor de la comunidad. Por ejemplo colabora con el programa de deporte olímpico ADO. También ha adherido a las estrategias saludables del Ministerio de Sanidad y Consumo. En tanto, ha firmado un convenio con la Fundación ONCE para la integración laboral de personas con capacidades  diferentes. Otra iniciativa es la  creación del Instituto Tomás Pascual Sanz para la nutrición y la salud y el Centro de Investigación en Valores.

Así, sus políticas responsables van mucho más allá de los envases sostenibles. La empresa aplica también ganadería responsable y bienestar animal a todo lo largo de la cadena de producción. Comienza con las 348 granjas ubicadas en núcleos rurales, cuidando no solo el producto sino también a los animales. De hecho, Pascual fue el primer gran fabricante en conseguir, en 2018, el certificado de Bienestar Animal de Aenor en todas sus granjas.

Tags:

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 Agrogesa Marketing4food.