La DO Ribera del Duero finalizó la vendimia de 2021 con una producción más de 109 millones de kilos de uva. Si bien el volumen se encuentra en la media de otros años, la recuperación en ventas supera el 29% en comparación con octubre de 2020 y el 9% respecto de 2019.  Según el Consejo Regulador, se debe al deseo de los consumidores de volver a la normalidad y recuperar los hábitos de consumo anteriores a la pandemia. Además se nota una mayor inclinación por los productos de calidad. Ahora esperan la recuperación del sector hostelería y también el mercado exterior.

Cierre de la vendimia de la DO Ribera del Duero 2021

La campaña 2021 cerró la vendimia con la recolección de más de 109 millones de kilos de uva. Los productores entienden que será una gran añada, que ofrecerá grandes vinos, potentes y longevos, con infinitas posibilidades de envejecimiento.

En esta oportunidad se aplicó un sistema de autocontrol en más de 300 bodegas. Es una nueva normativa de la DO Ribera del Duero que otorga una contraetiqueta. Ésta certifica que el vino se encuentra acogido por la DO.

En cuanto a la uva albillo mayor, autóctona del Duero, se cosecharon cerca de 786.000 kilos. Es una uva blanca autóctona con la que se elaboran vinos blancos de gran calidad. Además, es la base de tintos y rosados de la DO Ribera del Duero. En realidad, representó casi un 50% menos que en otras temporadas. Se debió al clima, y falta de lluvias al inicio de la campaña. Sin embargo, las uvas obtenidas son de gran calidad.

La vendimia comenzó el 9 de septiembre y terminó a fines de octubre. Para celebrarlo, la DO Ribera del Duero organizó la VI Gran Fiesta de la Vendimia a fines de septiembre. Se otorgaron los tradicionales premios. La gran ganadora fue la hostelería de Castilla y León. También se reconoció a Javier Villagra, primer secretario del Consejo.

Perspectivas del consumo de vino

Enrique Pascual y Miguel Sanz son presidente y director general, respectivamente, del Consejo Regulador de la DO Ribera del Duero. Hicieron un balance de la campaña, y su principal conclusión fue que se detectan deseos del del consumidor por volver a la normalidad, retomando también el consumo de vino.

Además, el nuevo consumidor está valorando el producto de calidad, que en realidad es la estrategia de diferenciación de la denominación de origen.

Por otra parte se refirió a la colocación en el mercado. En este sentido se observa una recuperación del sector de hostelería, que representa el 81 % de las ventas de la DO Ribera del Duero.

El 19% se destina a la exportación. Los principales clientes son Estados Unidos, México y Suiza se comportaron «muy bien» en términos de consumo.

En cuanto a las lecciones dejadas por la pandemia, opinaron que el lado positivo fue el aprendizaje hacia una mayor diversificación de los canales de venta para resistir mejor futuras crisis. Por ejemplo crearon una plataforma para ayudar a sus más de 300 bodegas a seguir vendiendo durante la crisis.

Por otra parte, la crisis de la cadena de suministro también está llegando al sector del vino. Los costes aumentaron un 25 %, a lo que se une el gran incremento de los fletes que realmente amenaza las exportaciones. En cuanto a los atrasos, recomendó a las bodegas planificar y efectuar las compras con anticipación.

Y aunque los aumentos todavía no se trasladan al consumidor, los productores no saben cuánto tiempo podrán seguir absorbiendo los aumentos.

Sin embargo pese a estos problemas los vinos de la DO Ribera del Duero tienen buenas perspectivas de recuperación en el mercado nacional y en el enoturismo.

Acerca de la DO Ribera del Duero

En 2022 se cumplirán 40 años del nacimiento de la Denominación de Origen. Actualmente acoge 307 bodegas y unos 7.900 viticultores.

Su misión es velar por la autenticidad de los vinos de la región, asegurando que cada botella pase los rigurosos controles de calidad.

En 2012 la Ribera del Duero fue seleccionada como la mejor región vitícola del mundo. Se trata de un terroir complejo y un clima severo, que ofrece uvas de extraordinaria calidad y enorme valor. El clima es continental mediterráneo, con veranos secos e inviernos largos y rigurosos.  La meseta se encuentra entre 720 y 1100 metros sobre el nivel del mar. El suelo arenoso alterna capas limosas y arcillosas que permiten el arraigo de las vides.

El resultado es una uva pequeña, de piel gruesa y maduración perfecta, lenta y tardía. Así, los vinos con DO Ribera del Duero son de gran calidad y producción limitada. Junto con el talento, dedicación y tradición de los viticultores y bodegueros, se logra un producto único.

Tags: ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 Agrogesa Marketing4food.