La Cumbre Internacional sobre el Cambio Climático COP26 acaba de fijar en el 30% los objetivos de reducción de emisiones de carbono. En realidad, las políticas de la Unión Europa lo superan, pues se ha comprometido a rebajar el 55%. En ese marco, PROVACUNO acaba de lanzar su estrategia «Vacuno de Carne Carbono Neutral 2050″ y el programa «Life Beef Carbon» para avanzar en la reducción de la emisión de gases con efecto invernadero a lo largo de toda la cadena ganadero-cárnica.

Aportes del sector vacuno a la emisión de gases con efecto invernadero

El sector ganadero ha sido señalado como uno de los principales contribuyentes a la emisión de gases con efecto invernadero. De hecho, según la FAO, el sector ganadero contribuye significativamente al total de emisiones humanas de GEI. Estiman la emisión de metano en el 50% del total, mientras que el óxido nitroso y el dióxido de carbono representan entre el 24 a 26% del total. De éstas, el sector vacuno es responsable del 62% de las emisiones.

Actualmente el sector de producción cárnica de España es uno de los más eficientes del mundo. De hecho, según el último informe del Ministerio de Transición Ecológica de España, el sector vacuno representa el solo 3,6% de las emisiones.

Estudios desarrollados por investigadores con los que colabora PROVACUNO, revelan que modificando algunos de los sistemas de manejo de las granjas se podrían reducir las emisiones en un 20 a 30 %.

Sin embargo, a juicio de la entidad, deberían valorarse las contribuciones positivas. Por ejemplo el aporte de metano está sobreestimado, ya que este gas es utilizado por las plantas para realizar la fotosíntesis en un plazo medio de 12 años. Tampoco se contempla el carbono que secuestran los pastos donde está el ganado o  se cultivan nuestros alimentos.  Además, las emisiones de metano no inciden tanto en el cambio climático como se creía.

Estrategias para lograr la carne carbono neutral

El objetivo de los ganaderos es minimizar progresivamente su impacto hasta  lograr la carne carbono neutral en 2050. La inversión en I+D+i es la base de este cambio. Según PROVACUNO, se cuenta con un horizonte a 10 años para desarrollar las nuevas herramientas que necesita el sector. Éstas deben permitir ajustar las emisiones y contribuciones del sector. Además, se necesita el apoyo del sector público.

Sin embargo, las emisiones pueden reducirse mediante una gestión más eficiente, mejoras genéticas, fomento de una dieta más equilibrada y la aplicación de criterios de sostenibilidad y digitalización en los procesos productivos.

Por ejemplo surgen avances como sistemas de gestión de estiércoles más eficientes. También, incorporación de algas al pienso de los rumiantes, para reducir en gran medida las emisiones de metano. Pero más que aplicar medidas aisladas, lo importante es que la reducción de gases de efecto invernadero forme parte de un programa y las prácticas habituales de la empresa.

Así, PROVACUNO ha creado o participa de las siguientes estrategias:

  • Código de Buenas Prácticas Medioambientales para el sector ganadero. Es la base de la estrategia Vacuno de Carne Carbono Neutral 2050. Se viene trabajando desde 2019.
  • Estrategia de Vacuno de Carne Carbono Neutral 2050. Consiste en secuestrar el carbono equivalente a los gases de efecto invernadero que generan los procesos productivos.
  • Programa «Life Beef Carbon» para reducir al menos un 15 % las emisiones de gases de efecto invernadero en los próximos cinco años.
  • Pacto Verde Europeo, que trata de mejorar el bienestar de los ciudadanos y la preservación del medio ambiente.
  • «De la Granja a la Mesa»,  para la promoción de alimentos más saludables y sostenibles.

Código de Buenas Prácticas para el sector ganadero, base de la Estrategia Vacuno de Carne Carbono Neutral 2050″

El sector viene trabajando desde 2019 con el Código de Buenas Prácticas.

Éste detalla la estrategia Carne Carbono Neutral 2050 a partir de una serie de medidas enfocadas principalmente a la producción de carne vacuna y los integrantes de la cadena productiva. Las medidas se estructuran en cinco grandes bloques:

  • Alimentación.
  • Rumen.
  • Genética, reproducción y manejo.
  • Estiércol.
  • Pastos y cultivos.

Dentro de cada bloque se identifican las medidas ya disponibles, para que cada productor pueda identificar las más aplicables a su explotación. Respecto de la disponibilidad, puede ser de tres tipos:

  • A escala de laboratorio.
  • Pruebas de campo.
  • Disponible ya. La mayoría de las medidas tienen recursos disponibles.

Por este motivo, desde PROVACUNO se encuentran esperanzados en avanzar hacia la estrategia de vacuno de carne carbono neutral para 2050.

Tags: , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable