El sector español de las bebidas refrescantes está cumpliendo con las promesas y objetivos presentados en el Plan de Mejora de la Composición de Alimentos y Bebidas de Aesan. De esta forma, ha superado lo establecido por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición y se posiciona como referente en la reducción del azúcar en sus productos. Así lo ha confirmado recientemente Anfabra a través de un comunicado oficial.

En concreto, se habían comprometido en reducir el contenido de azúcar en un 10%. Sin embargo, han superado esta cifra y han logrado una reducción del 27%. Además, el sector ha demostrado su implicación con los compromisos cualitativos de este plan.  «Consiguiendo un nivel de cumplimiento del 100 %», han manifestado desde Anfabra.

En apenas 15 años, de 2005 a 2020, se produjo una reducción de azúcar del 43%. Asimismo, para 2025, se fijó el objetivo de reducir un 10% adicional, hasta un total del 53%. No obstante, este objetivo se ha logrado ya, tres años antes de lo marcado.

Los consumidores eligen cada vez más, bebidas refrescantes bajas o sin calorías

El sector español de las bebidas refrescantes cuenta con más de 40 millones de consumidores, todos ellos cada vez más preocupados por la salud. A pesar de ello, como es lógico, siguen siendo igual de exigentes con el sabor y la calidad. Debido a esto, la apuesta por alternativas bajas en calorías o sin ellas ya es una tendencia arraigada en este sector.

Beatriz Blasco, Directora General de la Asociación de Bebidas Refrescantes, destacó que esta es una industria que siempre ha estado a la vanguardia en lo que a reformulación de bebidas se refiere. También añadió que llevan más de cinco décadas reduciendo el contenido de azúcar. En consecuencia, ahora mismo las variedades bajas o sin calorías representan casi el 60% de las bebidas refrescantes comercializadas en España. Con ello han superado sus objetivos fijados para 2025.

El sector de los refrescos ha recordado su compromiso con el bienestar del cliente, más allá de la mera reducción del azúcar. Por este motivo, destaca, en el informe final del Plan, sus compromisos voluntarios. Entre ellos, se incluyen no hacer publicidad dirigida a menores de 13 años, no comercializar refrescos en las escuelas primarias y dar prioridad a las opciones bajas en calorías o sin calorías para los alumnos de enseñanza media. Además, no hay patrocinios relacionados con actividades deportivas dirigidas a niños menores de 12 años.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.