El consumo de helado es algo que siempre ha estado bastante extendido, representando uno de los alimentos estrella en demanda sobre todo en periodos estivales en los que el calor invita a consumir alimentos refrescantes, como puede ser un helado bien frío. Así lo garantiza la consultora Circana, que mide cómo varía tanto el valor de este producto como su demanda en kilos y litros. También esta consultora destaca que el consumo en locales como pueden ser las heladerías se ha mantenido gracias a una climatología seca y con un aumento de temperaturas mayor de lo habitual, pudiendo hablar en algunos territorios de un “adelantamiento del verano” que puede favorecer a este tipo de comercios. 

Cada vez los consumidores buscan opciones más saludables y de mayor calidad, y para ello los helados artesanales representan una buena opción, ofreciendo un sabor y una calidad que los helados industriales no pueden igualar, lo que convierte a estos productos en únicos e irrepetibles, lo que genera una demanda especializada en el mercado. 

Helados artesanales

A diferencia de los helados industriales, los helados artesanales se elaboran con ingredientes naturales y de alta calidad, evitando aditivos, conservantes y saborizantes artificiales. Su proceso de producción, a pequeña escala y con atención al detalle, permite un mayor control sobre la textura y el sabor del producto final. Los helados artesanales ofrecen una amplia variedad de sabores, desde los más clásicos, que tradicionalmente más demanda han tenido en los periodos veraniegos, como pueden ser el helado de chocolate, de fresa o de vainilla,  hasta nuevos sabores innovadores y exóticos, sabores de helado que quizás hace unos años ni hubiéramos imaginado que podrían ganar popularidad entre los consumidores pero que actualmente están teniendo una mayor demanda, lo que los hace más atractivos para los amantes del helado.

Heladerías artesanales

Las heladerías artesanales se especializan en la elaboración y venta de helados artesanales, destacándose por su compromiso con la calidad, innovación y satisfacción del cliente. Muchas de estas heladerías también apuestan por la sostenibilidad y responsabilidad social, utilizando ingredientes locales y de temporada, apoyando a productores y proveedores locales y reduciendo su huella ambiental.

La importancia de la variedad y calidad en el helado

La variedad y calidad son factores que los consumidores tienden a tener bastante en cuenta a la hora de escoger un helado u otro. La variedad permite a las personas explorar nuevos sabores y texturas, probar sabores distintos a los tradicionales que normalmente son los más demandados por los amantes del helado. Además, la innovación en sabores y combinaciones tiene la capacidad de atraer a nuevos clientes y mantiene el interés de los habituales. Los helados artesanales, al utilizar ingredientes de alta calidad y procesos de elaboración cuidadosos, ofrecen un producto que gana tanto en sabor como en valor nutricional, siendo un producto que puede atraer fuertemente la demanda de aquellas personas que buscan productos tanto ricos como saludables. 

El ejemplo en Madrid de Bico de Xeado, Mistura y La Pecera

Madrid ha abrazado la tendencia de los helados artesanales, y algunas heladerías en la capital española se han destacado por su compromiso con la calidad y la innovación, atendiendo a las demandas que los consumidores de helado estaban reclamando desde hace años y necesitaban de las empresas especializadas en la venta y distribución de helados:

Bico de Xeado: Esta heladería con sede en A Coruña ofrece un helado artesanal elaborado con leche fresca de vacas Frisona e ingredientes naturales de alta calidad. La empresa asegura en su página web un compromiso firme con el sector lácteo gallego. La empresa o frece sabores clásicos y opciones innovadoras, como tarta de queso con arándanos o galleta de avellana.

Mistura: Esta heladería está enfocada en la sostenibilidad y responsabilidad social. Elabora helados con ingredientes locales y de temporada, y apoya a productores y proveedores regionales. Permite a los clientes personalizar sus helados con diferentes combinaciones de sabores y toppings.

La Pecera: Conocida por sus famosos «taiyakis», La Pecera ha revolucionado el concepto de helado en Madrid. Los taiyakis son bizcochos caseros esponjosos por dentro y crujientes por fuera con forma de pez que hacen el papel de cono de helado, lo que representa una idea estética, original y deliciosa. La Pecera ofrece una amplia variedad de sabores, incluyendo opciones veganas, y se ha convertido en un punto de referencia para los amantes del helado en la ciudad.

El helado distinto, el helado artesanal

Los helados artesanales están ganando terreno en el mercado gracias a su enfoque en la calidad, variedad y experiencia del cliente. Heladerías artesanales como Bico de Xeado, Mistura y La Pecera en Madrid demuestran cómo la innovación y el compromiso con la excelencia pueden revolucionar el mundo de los helados y satisfacer las demandas de consumidores cada vez más exigentes. Con la creciente demanda de opciones saludables y sostenibles, es probable que los helados artesanales sigan abriéndose paso en el mercado y deleitando a los amantes del helado en todo el mundo.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica
SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica