Los productores y comercializadores de frutas y hortalizas asisten a la feria Fruit Attraction 2022 de Madrid, donde se muestran preocupados por cómo afectará a sus negocios la subida del IPC de los alimentos, que ya ha provocado un descenso en las ventas de estos artículos al consumidor.

En general, el sector hortícola señala el aumento de los costes de la cadena alimentaria y la escasez de cosechas como causas de la inflación. Hay «mucha preocupación» por el tema, según Miguel Abril, director comercial de Anecoop: «no queremos provocar inflación pero tenemos que cubrir nuestros costes de producción, y ese es el dilema grande de esta campaña».

A su juicio, «para todos (los integrantes de la cadena alimentaria) está siendo difícil, y entre todos tenemos que ver cómo somos capaces de armonizar» .

Ha considerado que «no es el momento de señalar a nadie», en alusión a los que afirman que los supermercados son los principales responsables de la inflación de los alimentos, y ha asegurado que los costes «se han disparado» para todos.

Según las estadísticas de Europa, el consumo para e sector hortícola ha descendido más de un 10% en el primer semestre de 2019, en comparación con el mismo periodo del año anterior. En España, esta tasa es del 14%, debido en parte a la disminución de la producción como consecuencia de la climatología.

«Pero -ha continuado- está claro que el consumidor está recortando compras, sobre todo de productos caros» como por ejemplo lo demuestra la bajada del 25 % del consumo de productos ecológicos en las grandes cadenas a favor de alimentos más baratos o básicos.

Abril también ha afirmado que la reacción del consumidor «todavía es una incógnita, porque vemos que está dispuesto a pagar tres euros más por un gin tonic y a la vez da la impresión de que por un kilo de naranjas o una pella de brócoli sí le cuesta» hacer el desembolso.

El director de Plátano de Canarias, Domingo Martín, se ha mostrado convencido de que «en productos agrarios, el precio no lo pone el coste del producto, sino la oferta y la demanda.

«No porque haya subido el coste de la energía o de los abonos o los fertilizantes el producto sube de precio», ha sentenciado antes de defender que el incremento del precio final no solo ocurre por causas externas, como por la energía o por el incremento de otros inputs agrarios, sino «sencillamente» por falta de producto.

Afirmó que la falta de producto tras la erupción del volcán Cumbre Vieja en La Palma ha retrasado la producción de plátanos en unos 60 millones de kilos, es decir, alrededor del 20% de la producción total de Canarias, lo que ha provocado un aumento de los precios.

Martín ha defendido que en el resto del sector hortícola ha ocurrido algo parecido, ya que la climatología adversa ha dado una baja producción y eso ha dado pie a unos precios más elevados.

«Desde el punto de vista del consumidor diría que, si viene un año climatológicamente normal, la mayoría de frutas y hortalizas volverían a su precio» y, en el caso particular del plátano, cuando se recuperen las zonas productivas y el cultivo vuelva a la normalidad.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable