Dcoop, grupo agroalimentario formado por 200 cooperativas y 75.000 familias de agricultores, apuesta por un modelo de producción sostenible que tiene en cuenta la huella de carbono y la gestión de residuos, entre otros aspectos. Esta iniciativa también incluye el fomento de la participación de los jóvenes y las mujeres en estas actividades.

Dcoop 2030, de la estrategia a la táctica

El jueves, la empresa dio a conocer la iniciativa «Dcoop 2030, de la estrategia a la táctica», que incluye medidas como el cálculo de la huella de carbono según la norma ISO 14064. Este cálculo implica tener en cuenta las emisiones desde el cultivo (como el aceite, las aceitunas, el vino o los frutos secos) hasta el producto final.

Estos datos mostrarán con precisión la huella de carbono, lo que permitirá diseñar de forma más eficiente un plan de descarbonización con objetivos alcanzables.

Entre ellas, la sustitución gradual del uso de combustibles fósiles por fuentes de energía renovables (biocombustibles y techos solares). De igual modo, la optimización de la cantidad de recursos que se utilizan para fabricar los productos, como el agua, la energía, las materias primas, etc., según se explica en un comunicado de prensa.

El equipo técnico de campo de Dcoop, formado por 35 operarios, ofrece asesoramiento a 100.000 hectáreas de cultivo. Esto incluye ayuda en temas como la minimización del uso de fertilizantes, la gestión del suelo para aprovechar al máximo los recursos hídricos y el tratamiento de los residuos de poda y otros materiales de desecho que pueden reciclarse como subproductos o biocombustibles.

Además de reducir las emisiones, este asesoramiento técnico también ha puesto en marcha un plan de biodiversidad. Importante para preservar la conservación de las especies que habitan en el entorno de los cultivos.

Empleo estable y de calidad

Junto al aspecto medioambiental, la estrategia aborda la influencia sobre la creación de empleo estable y de calidad, tanto directo como indirecto.

Con más de 900 empleados en 19 centros diferentes repartidos por toda Andalucía y Castilla La Mancha, Dcoop tiene «una notable influencia» en aspectos como el liderazgo de la mujer o el relevo generacional dentro de la plantilla.

Uno de los objetivos de su iniciativa es desarrollar un programa que pueda cultivar la capacidad de liderazgo de las mujeres y los jóvenes. Todo para que puedan participar activamente en los órganos de gestión de las cooperativas, siendo esto muy beneficioso para el sector en general.

Por otro lado, como proveedor de programas de desarrollo rural, colabora con organizaciones culturales, educativas, deportivas y benéficas. Todas ellas para mejorar la calidad de vida en las zonas rurales.

El grupo alimentario Dcoop facturó el año pasado 1.021,16 millones de euros. Un 12,5% más que el año anterior, a pesar de las dificultades impuestas por el covid-19.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica