A medida que evoluciona la cocina moderna, los chefs ofrecen platos cada vez más complejos y elaborados. Al mismo tiempo, lo hacen con más rapidez que nunca. Esto se ha hecho posible gracias a la gran cantidad de opciones al alcance de la mano de los restaurantes. Productos, que además de exquisitos, ayudan a agilizar los tiempos de preparación. Ejemplo de ello son los vegetales confitados.

Platos que antes solo podían preparar unos pocos ahora están al alcance de más profesionales de la cocina. Las limitaciones por tiempos, o disponibilidad de producto de calidad a precios asumibles, se ven resueltas gracias a opciones como las que ofrece Caprichos del Paladar.

En Caprichos del Paladar, los profesionales encontrarán un partner de confianza gracias a la experiencia obtenida con los años. Una empresa conservera, de larga tradición, cuyos esfuerzos se dirigen a ofrecer a sus clientes solo lo mejor. Como resultado, han desarrollado una innovadora gama de vegetales confitados de calidad selecta. Productos que aportan valor a cada elaboración que se haga en un restaurante.

Gracias a sus profundos conocimientos de agricultura, Caprichos del Paladar puede abastecerse y seleccionar las hortalizas cultivadas de la mejor calidad. De igual modo, enviarlas rápidamente a su fábrica para confitarlas a baja temperatura en aceite de oliva virgen extra antes de congelarlas. De esta manera, los restauradores están recibiendo un producto seleccionado y controlado directamente del campo a la cocina con los más elevados estándares de calidad y frescura.

Trabajar con vegetales confitados, una revolucionaria experiencia

Antes no era raro dedicar un día entero a preparar y limpiar una verdura como la alcachofa. Este laborioso trabajo incluía desechar las unidades que no se consideraban válidas para una buena presentación, blanquear las alcachofas seleccionadas y confitarlas para que estuvieran listas para su uso en los platos que se iban a elaborar.

Caprichos del Paladar revoluciona la experiencia de los vegetales confitados proporcionando solo ingredientes naturales de la más alta calidad. Cada verdura está libre de colorantes, conservantes, ácido cítrico y blanqueadores ¡Solo verduras frescas y aceite de oliva virgen extra! Gracias a su proceso de congelación, cada lote garantiza un sabor óptimo sin aditivos artificiales.

Los vegetales confitados de Caprichos del Paladar son una delicia sin igual. Las hortalizas no solo son 100% españolas y de una calidad extraordinaria, sino que además tienen una ternura y un dulzor sin comparación en el mercado.

Trabajar con vegetales confitados puede minimizar considerablemente el tiempo dedicado a la cocina y ofrece tanto control de calidad como un suministro constante de productos frescos. Esto le permite presentar a los comensales platos innovadores y accesibles durante todo el año.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica