El próximo miércoles, 21 de diciembre, miembros de la Junta Directiva del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura SCRATS se concentrarán en Valencia para protestar contra la decisión de recortar los caudales del trasvase Tajo-Segura y los envíos de agua en función del caudal ecológico del Tajo. Medida que forma parte del plan hidrológico que el Consejo de Ministros ratificará próximamente.

El viernes 16 de diciembre, antes de que tenga lugar esa protesta, los regantes se reunirán ante la sede de la Delegación del Gobierno en Murcia. Allí prevén entrevistarse con José Vélez, el delegado socialista de su región. Esperan escuchar de este «palabras de tranquilidad» ante lo que les espera.

El lunes, Lucas Jiménez -Presidente del SCRATS- manifestó públicamente que se reunirá con Ximo Puig -Presidente de la Generalitat Valenciana-. La reunión se convocó como respuesta al informe elaborado por su abogacía general. Se insta al gobierno central a respetar el proyecto de real decreto aprobado por el Consejo Nacional del Agua el pasado 29 de noviembre. El fin de ello es garantizar los futuros derechos del trasvase.

Scrats en contra de la reducción de los caudales del Trasvase Tajo-Segura

El líder de los regantes del acueducto advirtió de que cuando los representantes de los pueblos ribereños entren en razón, se darán cuenta de que estos caudales ecológicos han provocado una merma en los caudales de Entrepeñas y Buendía. Creados en su opinión para enmascarar una mala gestión de la depuración y diluyendo las responsabilidades.

En consecuencia, abogó por la necesidad de mejora de las depuradoras de aguas residuales de las ciudades situadas a lo largo de la cuenca del Tajo. Esto evitaría la entrada de contaminantes en sus aguas. Además, también insistió en mejorar los sistemas de regadío en ese área.

Como consecuencia de los últimos trasvases cero, las comunidades de regantes del Levante español se han visto sometidas a fuertes restricciones en sus cuotas de agua.

Apuesta por la mejora de los sistemas de depuración y regadío

Además, Jiménez señaló que las plantas desalinizadoras sólo son capaces de servir a los cultivos costeros: Estas no se extienden a los regantes del interior. Por ello, sin el agua del trasvase Tajo-Segura, no hay otro aporte alternativo de agua para esos agricultores.

Cuestionado sobre posibles restricciones en el suministro humano en 2023, ha respondido que no ocurrirá como en el verano de 2018, cuando se alertó a los municipios abastecidos por la Mancomunidad de los Canales del Taibilla por la escasez del recurso hídrico. Según ha declarado, la situación actual dista mucho de lo que ocurrió entonces y no hay por qué alarmar innecesariamente a los ciudadanos.

Por el contrario, predijo que, en el futuro, la agricultura practicada en el Levante español será la que existirá. Su capacidad para proporcionar alimentos a un gran número de personas a un precio asequible y, al mismo tiempo, conservar el agua y los nutrientes con un impacto medioambiental mínimo hará que sea la única posible.

Jiménez criticó la situación del trasvase Tajo-Segura, señalando que no se puede «poner el pie de los caballos a todo un sector económico». Referido a los cortes de agua debido a la falta de colaboración y esfuerzos de las partes interesadas de la administración. Se trata de una cuestión que viene de lejos pero que sigue sin respuesta a pesar de los años de intentos.

Aplazada la manifestación en Madrid

Los regantes del Trasvase y las Mesas del Agua de la Región de Murcia, Alicante y Almería, decidieron dejar para enero la manifestación en Madrid en defensa del Trasvase, ya que no existe tiempo material para organizar la protesta ante la sede del Ministerio, explicó Lucas Jiménez

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica
BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica