El denominado «oro verde», como se le conoce al aguacate, sigue ganando adeptos en Europa. En España, la producción de aguacate durante esta campaña se reducirá al menos en un 25 % respecto al año anterior. Esto producirá una menor disponibilidad en el mercado del producto ya que en otros países que son competencia también ha disminuido la cosecha.

Los agricultores acogen con «esperanzas» esta escasez para que la campaña sea algo mejor en precios que la anterior. Aunque aseguran que no compensará en ingresos la esperada caída de la producción que, la principal comercializadora nacional de aguacate Trops, eleva a un 40 % respecto a la de la temporada 2021/22.

Tanto la falta de precipitaciones como las altas temperaturas de este verano han afectado al cultivo. De manera que se está recolectando menos y calibres de fruto más pequeños, ha detallado el presidente de la Asociación Nacional de Tropicales, Domingo Medina.

La campaña española se desarrolla desde octubre a principios de junio. La previsión es que esta campaña alcance entre 50.000 y 60.000 toneladas entre todas las variedades, de las que Hass -ahora en plena recolección- es la más común.

Una de las principales zonas productoras de aguacate es la comarca malagueña de la Axarquía. En esa zona, la sequía ha impactado especialmente en los últimos meses. Y la producción no alcanzará la cuota de años anteriores, cuando suponía la mitad del total nacional.

Enrique Colilles, gerente de Trops, calcula que en la zona de mayor influencia del embalse malagueño de La Viñuela, se recolectará un 70 por ciento menos que en un año normal.

 

La sequía afecta a la producción

El descenso de la producción se debe a la falta de lluvias y a las plantaciones que «son viejas y empiezan a perder productividad». Mientras en otras zonas de España, en los árboles más jóvenes se emplean técnicas de cultivo y manejo con las que se obtiene un mayor rendimiento, ha detallado el presidente de la Asociación Nacional de Tropicales, Domingo Medina.

Los datos de la campaña anterior confirman que la producción española «fue récord». Al igual que ocurrió en Israel o Marruecos. Países que compiten en los mismos meses que cuando se comercializa la variedad Hass. Variedad que se caracteriza por una piel rugosa, cualidad muy apreciada por el consumidor.

Esto supuso que hubiese «mucha oferta» en el mercado. Pero, según las previsiones de la asociación, este año la producción se reducirá en torno a un 25 %. Un descenso que Trops cuantifica en el 40 % y en el que también influirá la vecería (alternancia productiva) de los árboles.

Medina no cree que haya problemas en el mercado por el tamaño menor de los aguacates porque «no supone una merma de calidad». Ya que, otros países como Chile, también tienen problemas de «riego endémico» y en los últimos años han comercializado calibre pequeño o mediano y han tenido una buena aceptación.

En torno a los 2,50 y 3 euros el kilo es el precio que los agricultores confían percibir. Por encima de la anterior campaña en Málaga. En la Axarquía, las últimas lluvias han ayudado a los árboles, ya que los suelos están «muy contaminados en sales». Esto beneficiará principalmente a la fruta de recolección tardía.

«En el mercado va a haber menos fruta, no solo por la menor producción en España, sino también en otros países», ha indicado el gerente de Trops, Colilles. Por ejemplo, con la campaña nacional, coinciden países como Marruecos e Israel. Allí también se espera un descenso de producción en torno al 40 por ciento respecto al año pasado.

Los precios serán como los de 2019

Los precios estarán «a niveles de 2019», según el gerente de Trops. También ha detallado que en 2021 se situaron un 30 % por debajo de los últimos cinco años por la alta producción.

Estas variaciones «se suelen notar menos» en la venta al público porque «la distribución intenta que los precios sean bastante estables». Aún así, considera probable que haya «muchas tensiones» en el mercado porque «el aguacate gusta, cada vez tiene más demanda y quienes lo prueban se hacen adictos».

Trops acapara en torno al 45 por ciento de la producción española de aguacate y del 55 por ciento de mango. Este año, en el tema de la exportación, se centrará en mantener a sus principales clientes. «Tenemos la suerte de que se la van a rifar (la producción)». Van a comercializar, unas 18.000 toneladas, el 70 por ciento de Andalucía. Para los agricultores puede que los precios sean mejores (por kilo), pero «los ingresos se van a ver mermados porque no van a subir tanto como para compensar la caída de la producción», ha explicado Colilles.

España, Alemania, Francia y Reino Unido son los principales clientes internacionales de Trops, que también tiene una destacada posición en los países escandinavos y Suiza, cuyo volumen de demanda es mucho menor. Italia, por su parte, es uno de los países que menos consume aguacate. En el resto, el consumo de este alimento sigue creciendo.

 

Chile, Israel, Marruecos y Perú, los principales competidores de España

Los principales competidores de España son Chile, Israel, Marruecos y Perú. Aunque la realidad es que no todos están de forma simultánea en el mercado. Esto permite que haya oferta durante todo el año.

Hasta noviembre, justo en el inicio de la campaña, el producto que predomina es el de Chile. Después la «ventana» fuerte de España se abre entre enero y abril, unos meses en los que también entra aguacate de Israel y Marruecos. Y en primavera se da paso a los de Perú.

Por su parte, México tiene disponibilidad todo el año. «Pero casi todo lo comercializa en Estados Unidos, y solo mira a Europa cuando ese mercado está saturado», ha apuntado Medina.

En Andalucía, además de Málaga y la costa de Granada, se cultiva aguacate en Cádiz. En concreto, en localidades como San Martín del Tesorillo y Castellar de la Frontera. Este cultivo también ha irrumpido «con fuerza» en Huelva, que «en unos años tendrá peso en el mercado», como bien pronostica la Asociación Nacional de Tropicales, Domingo Medina.

Por otro lado, también estaría Canarias que «no tiene muchas posibilidades de aumentar el cultivo». Y Valencia, donde la rentabilidad del cítrico ha caído y las plantaciones de aguacate están aumentado. Principalmente la variedad Lamb Hass. Variedad que no entra en competencia directa con la producción de Hass.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica
Banner Agrogesa 300 x 300 px