Este martes, el Consejo de Ministros ha aprobado los planes hidrológicos de las 12 cuencas que marcarán la gestión del agua en España hasta 2027. Y esto se ha producido con los regantes del Levante protestando a las Puertas de La Moncloa.

Los planes hidrológicos se han aprobado con el foco puesto en afrontar el cambio climático. Y también la mayor recurrencia de sequías e inundaciones. En total, suman más de 6.500 medidas que movilizarán 22.844 millones de inversión.

Con la aprobación de estos planes, culmina un largo proceso para modernizar la planificación hidrológica en España. «Jamás se han destinado tantos recursos a la inversión y gestión en agua». Tal y como ha defendido la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Las medidas de los planes hidrológicos: mitigar el riesgo de inundaciones y sequías, proteger la biodiversidad y avanzar en adaptación ante el cambio climático

Las medidas de los planes buscan mitigar el riesgo de inundaciones y sequías. También contribuir a alcanzar los objetivos ambientales, proteger la biodiversidad y avanzar en adaptación ante el cambio climático.

Del total de inversión, 10.600 millones (46,7 %) vendrán de la Administración General del Estado. El 36,3 % (8.300 millones) correrá a cargo de las autonomías. Otros 2.300 millones (10,2%) de la administración local. Y el 6,7 % restante (1.500 millones) de otros agentes financiadores.

La mayores partidas irán a infraestructuras de saneamiento y depuración (6.643 millones). Regadíos (5.070 millones) y abastecimiento (2.260 millones).

A la gestión del riesgo de inundación irán 2.077 millones. La restauración y conservación del dominio público hidráulico recibirá casi 1.300 millones. Y en infraestructuras de desalinización y reutilización se invertirán casi 1.270 millones.

Otras actuaciones sumarán 4.228,9 millones. Como es el caso de los estudios generales y de planificación hidrológica. La gestión y administración del dominio público hidráulico. Redes de seguimiento e información hidrológica. Mantenimiento y conservación de infraestructuras o recuperación de acuíferos.

Se incluye la figura del caudal ecológico

Los nuevos planes definen caudales ecológicos para todas las masas de agua, determinando mínimos y máximos. De forma que se aseguren la protección de las masas de agua, los ecosistemas y el territorio.

Según Transición Ecológica, los caudales de los ríos españoles se han reducido un 12% desde 1980. Por ello, apuntan que para adaptarse a la disponibilidad de agua que conllevará el cambio climático, el texto plantea un cambio de tendencia en el uso de los recursos.

En concreto, se reducen las asignaciones para los distintos usos pasando de los 28.000 hm3/al año que marcaba la anterior planificación a 26.800 hm3/al año. Una medida orientada, dicen, a garantizar el acceso equitativo al agua para todos los ciudadanos.

La ministra de Transición Ecológica ha explicado que incrementará en el Alto Tajo de 6 a 7 metros cúbicos por segundo durante los tres próximos años. A partir del 2026 subirá a 8, y en 2027 a 8,6.

Ribera considera que hay tiempo para disponer de «recursos adicionales» en el Levante. A través, principalmente, de la desalación. Y ha destacado que con las medidas alternativas se pueden obtener 140 hectómetros los próximos años.

Los regantes endurecen su posición tras las medidas adoptadas por el Gobierno

Precisamente, el establecimiento del caudal ecológico de Tajo ha levantado la polémica entre el Gobierno y comunidades del Levante (Andalucía, Murcia y Valencia). Estas denuncian que supondrá la muerte del trasvase Tajo-Segura y pondrá en peligro miles de hectáreas de regadío y de puestos de trabajo.

La ministra ha hecho oídos sordos a las reivindicaciones del Levante. Lucas Jiménez, presidente de SCRATS, ha dicho que no sabe de dónde va a sacar la ministra 140 millones de metros cúbicos de desalación, ya que «el Plan del Segura prevé 38 hm³ reales para regadío«. Y también señala que habrá un déficit de 316 hm³ para riego en el año 2027. A su juicio, el planteamiento de Ribera «son promesas electorales».

Por otro lado, Jiménez ha asegurado que tendrá una presencia activa «en las calles» durante los próximos meses. Hasta las elecciones de mayo. Dice que piensan recorrer los 80 municipios de la Región de Murcia, Alicante y Almería en los que se encuentran las comunidades de regantes para explicar el impacto que tendrá el recorte del Trasvase. Y todos los «daños» que provocará en el empleo, en la economía y en el medio ambiente de estas zonas.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Banner M4F Melones el Abuelo
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable