Esta entrada tiene un estilo un poquito diferente al que suelo utilizar, pero no me he podido resistir.

Para empezar, la mayoría de la gente que conozco, entre la que me incluyo, bebe café. Sabía que tenía que haber algo de buena información que compartir sobre cómo ahorrar dinero con el café rápidamente. Así que, para todos mis cafeteros, esto es para vosotros. Agarra una buena taza de café y lee.

Ahorra dinero en café

Además de la muerte y los impuestos, hay otras dos cosas que sé que son ciertas

1) a la gente le encanta el café; y
2) a la gente le encanta el dinero (a veces en este orden exactamente).
Así que si lo primero que buscas cada mañana es tu amado café, escucha esto, porque los siguientes consejillos podrían ahorrarte cientos, incluso miles, de euros al año.

¿Suena exagerado?

Piensa esto: el café es el segundo artículo de consumo más comerciado en el mundo después del aceite.

Algunos estudios afirman que los estadounidenses consumen en torno a los cinco kilos de granos de café al año. Fácil, para ser una industria de diez mil millones de euros al año, el café es un buen negocio.

Pongamos que compras un Mocha grande cada día de camino al trabajo o al colegio. Suponiendo que sean 4 € por taza, te estás gastando más de 80 € al mes en café. Por no mencionar la comida o la taza de café de por la tarde. Así que ¿cómo puedes volver a meterte algo de ese dinero en el bolsillo? Los consejos que vienen a continuación te enseñaran cómo ahorrar dinero en café.

1) Caro no significa bueno

En una cata a ciegas para NYMag, el crítico gastronómico, Adam Platt, calificó siete tazas de café, ¡de las cuales Starbucks quedó la última! Su café cuesta 2,11 € frente a los 1,79 € de Dunkin Donuts. Elegir DD podría ahorrarte casi 230 € al año, eso solo si tomas café cuando estás fuera. Los ahorros son incluso más drásticos si lo quieres preparar en casa. Comprar los granos en Starbucks y preparar el café en casa puede ahorrarte por encima de los 1200 € al año, y más de 1000 € si compras los granos en Dunkin Donuts. ¡Es suficiente para unas vacaciones familiares en Disney World! Piénsalo un minuto…

2) Ponle creatividad

Si, por ejemplo, te encanta el Frappucino de Starbucks, decántate en su lugar por un latte helado, que vienen a ser lo mismo. El truco está en pedir más sirope. Si aún te sientes con creatividad, compra café negro y ponle tu propia combinación de leche, crema, azúcar, etcétera. O también podrías pedir doble carga de expreso en una taza grande y hacerte tu propio latte poniéndole la leche de tu elección. Quizá no le cojas el punto de sabor a la primera, pero te ayudará a ahorrar dinero a la larga. Además, puede ser divertido hacer tus propias combinaciones en el mostrador de condimentos.

3) Tarjetas de regalo

Las tarjetas de regalo no te harán ahorrar dinero necesariamente, pero aquí va un giro de creatividad. Busca tarjetas de regalo en Craigslist y en Ebay. Si trabajas para una gran empresa, mira si venden tarjetas de regalo con descuento. En la mayoría de los casos, lo más probable es que encuentres tarjetas de regalo y descuentos que no quieres. Con toda probabilidad no te merecerá la pena destinar tu tiempo a ello si solo tomas café en contadas ocasiones. Pero si el hábito cafetero te está haciendo un agujero en el bolsillo, este consejo podría hacerte ahorrar bastante.

4) Reutiliza los posos del café de cuatro maneras

Los posos de café usados pueden ahorrarte mucho dinero en casa. Puedes utilizar los posos de café usados como desodorante natural en la nevera o en el frigorífico. Puedes utilizar los posos de café usados como fertilizante natural en tu jardín o en un montón de abono orgánico. El alto contenido en nitrógeno es muy bueno para el suelo. Los posos de café también son muy buenos para mantener a los gatos del vecindario y a las hormigas fuera del jardín. A los gatos no les gusta el olor y los productos químicos del café queman las patas a las hormigas.

Por si no fuera suficiente, puedes estirar el café que tomas si añades un 50 % de café molido nuevo a los posos de café ya usados. Es suficiente para darle un sabor fresco y además estira los granos. Esto lo puedes hacer especialmente si compras café caro. Solo pruébalo y mira si eres capaz de saborear una diferencia real. Siempre puedes ajustar las proporciones para adaptarlas a tus gustos.

5) Ponle especias

¿Te gusta el café con sabores? ¿Por qué no hacer los tuyos propios? Aquí hay algunas cosas chulas que puedes añadir a los granos de café: clavos enteros, arándanos secos, cáscara de naranja rallada, cáscara de limón, canela en rama, nueces tostadas, almendras tostadas, cacao, nuez moscada, etcétera. Incluso puedes añadir extractos líquidos como la vainilla al café molido.

6) Solo miembros

Si compras tus propios granos de café, plantéate una membresía en un club de café. Hay un motón de clubes de café en internet. Normalmente, te ahorrarás dinero al comprárselos a ellos en vez de comprarlos aquí y allá. Pon en Google «club de café» y encontrarás montones de clubes con el café del mes que tendrán en cuenta tus gustos y tu presupuesto.

7) Solución energética natural

Mucha gente solo toma café por el estímulo de la cafeína. Si solo tomas café como solución energética inducida por la cafeína, piensa esto: hacer ejercicio o comer fruta fresca puede darte más energía que una taza de café. Algunos estudios dicen que comerse una manzana produce mucha más energía que una taza de café. De todas formas, la mayoría de la gente no toma suficiente fruta fresca ni verduras, así que no te vas a equivocar si lo haces. El ejercicio tiene muchos beneficios saludables conocidos, además de añadir más vitalidad al andar.

8) Compra una cafetera Tassimo a buen precio

Este consejo es de los que más aprecio y lo digo de corazón. ¡Compra una buena cafetera Tassimo! Comprar una cafetera de la máxima calidad y usarla continuamente es la mejor manera de ahorrarte dinero en café. Porque compras los granos y los mueles en casa de todas formas (lo haces, ¿verdad?). Las cafeteras de cápsulas se están haciendo muy populares y si bien son fantásticas porque no tienes que preparar una cafetera entera (especialmente si vives solo), el precio que conlleva estar todo el tiempo comprando nuevas cápsulas de café podría empezar a descontrolar la cosa. Aun así, son mucho más baratas que ir a tu megacadena de cafés favorita.

9) ¿Compras a grandes comercios?

Algunos grandes comercios (incluso algunos conocidos por no tratar muy bien a sus empleados) están empezando a ofrecer café de comercio justo. Esto es bueno para los caficultores porque les ayuda a ganar un salario digno más decente por su trabajo. Pero también ayuda a los consumidores, porque este café, que es normalmente más caro, es más asequible ahora que lo que es en los estantes de los comercios mayoristas. Es demasiado pronto para decir si esto tendrá un impacto duradero y significativo en los caficultores, pero es un buen comienzo. Si puedes comprar café de comercio justo a un precio ligeramente más barato, ¿por qué no hacerlo?

10) Cómprate una taza grande

Utilizar una taza grande reducirá el impulso de comprar café en cafeterías demasiado caras. Tener otras herramientas en cuestión, como una cafetera Tassimo, por ejemplo, y termos, te ayudará a evitar la tentación de salir fuera.

11) Consigue tu propia espuma de leche

Consigue un espumador por 2 € en Ikea. Tan solo ten cuidado de no salir de allí con una sala de estar nueva.

12) Busca ofertas de café gratis en internet

¿Recuerdas los «lunes con café gratis» de McDonald’s? Hay un montón de ofertas gratis como esta en internet. CoffeeNate.com tiene también muchos regalos.

13) Espera un error

Este consejo es una mina de oro… (si tienes paciencia). ESPERA UN ERROR. Si esperas lo suficiente, hay probabilidades de que alguien prepare una bebida equivocada. Cuando esto pasa, la bebida se cambia y la original normalmente se tira… o se regala. Todo lo que tienes que hacer es estar alerta con ojos y orejas y pedir el «error».

14) Muele el café rápidamente

No malgastes tu dinero en café que se vaya a poner rancio y pierda su sabor. El café pierde gran parte de su sabor a los veinte minutos de ser molido.

15) Cubitos de hielo de café

Haz cubitos de hielo de café para echarlos en tu latte helado. De esa manera, tu bebida no se aguará.

16) Haz tu propia crema a buen precio

Las cremas de café con sabor pueden ser caras. Puedes hacer la tuya propia en casa por una fracción del precio. En Google encontrarás montones de recetas diferentes.

Noticias Relacionadas

Marcas de café para hostelería

Las Cafeteras más originales para el año 2015

Cápsulas de Caldo para la cafetera Nespresso

Tags:

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.