Tesco, Wal-Mart y Carrefour, tres de las compañías de gran distribución que más beneficios han obtenido en los últimos años, frenan y reorganizan su expansión económica debido a la crisis global.

Las consecuencias negativas de la recesión económica en occidente no cesan de aumentar: La ciudadanía, la pequeña empresa e incluso los gigantes de la gran distribución; la crisis económica está originando unos contextos nuevos en los que las empresas han de desenvolver su actividad, y para ello no les queda otra opción que la de reorganizar sus estrategias comerciales.

Se suele decir que la esperanza es lo último que se pierde y, quien sabe, quizá por ello la gran distribución tenía la mirada clavada en los países emergentes, en una potencial expansión empresarial muy fuerte en naciones como China, Brasil o México, tan alejadas del euro o de la burbuja inmobiliaria. Sin embargo, si algo se ha aprendido de esta crisis que todo lo azota, es que nada es seguro: Si existía algún atisbo de esperanza en el mercado exterior, los datos indican que esa esperanza se torna cada vez más pálida, hasta casi desaparecer; tres de las principales compañías de gran distribución –Carrefour, Tesco y Wal-Mart- están frenando su expansión en estas zonas geográficas.

Wal-Mart, la compañía distribuidora de origen estadounidense que más ganancias ha obtenido en este año, ha reducido su expansión en Brasil, China y México debido a la desaceleración económica de estos países. A pesar de que Wal-Mart, guiado por la esperanza, aceleró en los últimos años la apertura de nuevas superficies en el país comunista, la compañía estadounidense ha tomado la decisión de reducir en un 30 % sus tiendas en lo que va de año. Así, durante el primer semestre de 2012, Wal-Mart ha abierto sólo 10 tiendas nuevas en el gigante Chino, todas ellas ubicadas en lugares muy estratégicos.

La segunda compañía de gran distribución, la francesa Carrefour, ha seguido el mismo ejemplo que su antecesora en la lista de las principales compañías de gran distribución: En el transcurso del pasado año 2011 Carrefour sólo puso en marcha 25 nuevos hipermercados en China, reduciendo así en un 30% la apertura de superficies comerciales.

Tesco, que ocupa el cuarto puesto en el top 10 de la gran distribución, también ha optado por frenar y reorganizar su expansión en China. No sólo ha cerrado cuatro tiendas debido a las pérdidas económicas que ha supuesto su proceso de expansión en Oriente, sino que además está ubicando su actividad comercial en las regiones del país que juegan un papel muy clave en su negocio, como lo son las zonas costeras.

Las decisiones de Wal-Mart, Tesco y Carrefour obedecen a una serie de motivos coyunturales que excluyen toda alternativa. Las consecuencias de estas decisiones afectarán tanto a los proveedores, como al sector inmobiliario y a los distribuidores de materiales de construcción, algo que hace pensar que la expansión exterior no es la panacea a la crisis económica.

Tags: , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable