Actualmente existe una normativa sobre declaraciones de propiedades saludables. En este sentido, la UE publicó el reglamento 432/2012 que incluye un listado de 222 alegaciones autorizadas, las empresas que están inmersas en el mercado que aborda la nutrición de ámbito saludable en Europa son consciente de que la conformidad del etiquetado es un requisito indispensable desde la promulgación de este reglamento.

Muchas empresas se han adelantado a esto y han modificado sus alegaciones para poder seguir mostrando información que atrae al consumidor debido a los beneficios y a la eficacia de sus productos. No ha habido muchos cambios a lo que suponía el reglamento CE 1924/2006 y el UE 432/2012, ya que prácticamente la totalidad de las aplicaciones del mercado están gracias a alguna vitamina o mineral que ya estaba aprobada.

Pruebas más fiables

Desde finales del año 2012 todas las declaraciones que haya sido rechazadas y que figuren en el registro comunitario deberían de desaparecer del etiquetado y de toda comunicación que se realice de ese producto, por otro lado las declaraciones que aún no hayan sido valoradas deben de haber desaparecido del mercado hace tiempo.

Se tiene previsto que al utilizar un uso sencillo y poco costoso de estas alegaciones genéricas se produzca una homogeneización del mercado mediante la estandarización de los productos, en lo que se refiere a la composición y a las alegaciones. Con esta nueva reglamentación se pretende que las famosas vías de aplicación de declaraciones de propiedades saludables estén cimentadas en unas pruebas científicas mucho más fiables e importantes.

Objetivos

El objetivo de todo esto es el de formular el producto a partir del brief, incorporando los datos científicos y los ingredientes innovadores, las restricciones reglamentarias, las patetas y todas las características del producto que se ofrece con unas propiedades determinadas dentro de un sector determinado.

Se pretende que las fases de desarrollo de un producto estén garantizadas (desde la obtención de la materia prima). De esta manera el consumidor tendrá toda la información necesaria sobre el producto que está adquiriendo y podrá observar la procedencia y los beneficios reales del mismo, de este modo se acaban los artículos milagrosos que en realidad no servían para nada.

Tags:

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Publisuites - Marketing4food - Afiliados
SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica