Un estudio realizado ha demostrado que 367 artículos de nutrición destinados a los niños tienen un contenido nutricional malo debido a niveles altos de azúcar, grasa o sodio. El estudio realizado por Charlene Elliot –profesor de la Universidad de Calgary (Canadá) y miembro del Consejo Canadiense de Alimentación y Nutrición- expone que los alimentos destinados a los niños que se encuentran en los supermercados pueden inducir a la confusión, ya que “Los padres quizás se pregunten si los alimentos envasados son buenos para sus hijos. Sin embargo, algunas declaraciones nutricionales pueden aumentar la confusión, ya que pueden inducir a engaño a las personas y pensar que el producto completo es nutritivo», apuntó Elliot.

El estudio ha excluido los dulces, los refrescos y los productos de panadería que son de por sí ricos en calorías procedentes del azúcar. El estudio ha dado como resultado que, aproximadamente, uno de cada cinco (23%) tenían altos niveles de grasa y el 17% altos niveles de sodio. Sin embargo, más del 62% de los productos con una mala calidad nutricional se promocionaban y mostraban declaraciones positivas sobre su valor nutricional en la parte delantera del envase, un ejemplo claro de que no hay un legislación específica y rigurosa.

Sólo un 11% de los productos evaluados tenían un valor nutricional de acuerdo con los criterios establecidos por el Centro de la Ciencia al Servicio del Público de EE.UU, según esta institución en la comida saludable no más del 35% de las calorías debería proceder de la grasa y no debería tener más del 35% de azúcar añadido en peso. En lo referente al sodio, los niveles deberían de oscilar entre los 230 mg por porción para los aperitivos hasta los 770 mg por porción para las comidas precocinadas.

Los productos utilizados en el estudio se compraron en una cadena nacional de supermercados y “se presentaban de tal manera que estaban claramente dirigidos a los niños” explica Elliott.

Resultados alarmantes

El 63% de todos los productos estudiados hacían algún tipo de declaración nutricional, y prácticamente todos podían clasificarse como perniciosos: Altos niveles de azúcar, grasa o sodio.

Los productos son perniciosos pero no tienen el más  mínimo reparo a la hora de incluir una declaración nutricional en el envase positiva (integrales, fuente de hierro o bajos en grase). Los más llamativos eran los aperitivos con cereales y frutas que ofrecían en su envase una declaración nutricional positiva cuando eran los que tenían los niveles de azúcar más altos.

El exceso de peso afecta a un 35% de los niños de Canadá, EE.UU y Europa y está asociado a diversos problemas de salud (diabetes tipo 2, hipertensión, cardiopatía y algunos tipos de cáncer), además de las consecuencias psicológicas y sociales que pueden sufrir los niños con sobrepeso.

Tags: ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable