Las promociones en los supermercados están a la orden del día pero… ¿Ganan o pierden con los grandes chollos? La respuesta está clara: ellos siempre ganan. La promoción ayuda a incrementar la percepción positiva hacia la marca, y en la mayoría de ocasiones la clave no está en el precio y ni siquiera en el producto, sino en saber llevar a cabo una estrategia creativa y adecuada al consumidor que se dirija.

El efecto sorpresa también es la clave en la mayoría de campañas publicitarias. Gracias a las estrategias de ubicación de los productos en el supermercado se consigue aumentar las ventas, ya que si siempre se posicionasen los mismos productos en las mismas estanterías, llegaría un momento en el que el consumidor ni siquiera miraría en la mayoría de pasillos, se limitaría a comprar lo de siempre y la variedad no tendría lugar en su cesta de la compra.

Estas ofertas permiten captar nuevos clientes, fideliza a los que ya posee y aumenta la notoriedad de la marca según cómo se haya creado y comunicado la campaña publicitaria. La promoción es una técnica eficiente, que aprovecha todos los recursos que tiene a su alcance y con un presupuesto mucho menor del que requiere la publicidad de medios masivos.

Tres factores clave:

  • La necesidad: una vez le hayamos transmitido al cliente la necesidad por incorporar ese producto a su día a día, ya habremos conseguido el 70% del propósito comercial. Se puede obtener resultados sorprendentes a través de un buen estudio del mercado, llevando el producto a los sectores que más ventas posean pero también enfocándolo a los perfiles menos trabajados y más demandados.
  • La creatividad: se debe utilizar tanto en la estrategia, el mensaje y la promoción en sí. No se puede comunicar una promoción como un simple regalo, ha de ser una ilusión en la mente del público y también una llamada de atención que les impulse a comprarlo. Se debe crear una sinergia con la marca.
  • Publicidad en el punto de venta: Es de suma importancia establecer en cada punto de venta la forma más conveniente de comunicar los productos a través de objetos visuales que puedan ayudar al cliente a percibir las características de los productos y servicios a ofrecer. Los elementos proporcionales deben ser atractivos, sencillos a la hora de colocarlos y con la mejor relación calidad-precio.

Al promocionar un producto no solamente mejoramos la imagen de nuestra marca ante el cliente, sino que facilitamos los medios para que él lo adquiera y afiance su compra de una forma prolongada en el tiempo.

 

 

Tags: , , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Banner M4F Melones el Abuelo 300 x 300 px
BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica