La «Cebolla de la Mancha» ya está dentro de las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP). Este es un distintivo de la Unión Europea (UE) que busca aportar confianza a los consumidores, según ha informado la Comisión Europea.

La IGP pone en valor la relación entre la región geográfica específica y el nombre del producto cuando su calidad, reputación u otras características específicas son atribuibles al origen geográfico.

Castilla-La Mancha es la región productora más importante de España. Con más de la mitad de la cosecha nacional de cebolla. La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de la región aprobó la solicitud de registro en 2020. Con el objetivo de conseguir este distintivo de calidad que otorga la UE.

La calidad de esta cebolla tipo Recas es por la zona donde se produce y también por la forma en la que se gestionan los cultivos, según ha informado Bruselas en un comunicado.

La Cebolla de la Mancha tiene un dulzor característico debido a los minerales del suelo donde se cultiva

La Cebolla de la Mancha es un referente en el mercado nacional y europeo. «La demanda es tan fuerte debido a las características específicas en cuanto a color, tamaño, textura y sabor», ha explicado la Comisión Europea. Y esto se debe a los minerales presentes en los suelos de la región como son el potasio, el magnesio y el calcio que le aportan ese dulzor característico a la cebolla.

Esta nueva denominación se añadirá a la lista de 1.610 productos agrícolas que ya están protegidos.

De esta forma, en las etiquetas de los envases de cebolla deberá figurar el logotipo de la marca «Cebolla de La Mancha» con la mención «Indicación Geográfica Protegida». Además del nombre con el que se comercializa el producto.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica