Las mujeres son las que, en su mayoría, realizan la compra semanal y las responsables de la alimentación de toda la familia. Realizan la compra teniendo siempre en cuenta los recursos económicos y el presupuesto del hogar, aunque un 14% de ellas la realiza teniendo en cuenta otros aspectos, como las preferencias del resto de miembros de la familia. Estas son algunas de las conclusiones que ha aportado una tesis doctoral que analiza los hábitos alimentarios de las féminas vallisoletanas.

La profesora titular de Enfermería en la Universidad de Valladolid (UVA) María José Cao Torija es la autora de una nueva tesis doctoral que analiza los hábitos de consumo de alimentos de las mujeres adultas y urbanas de Valladolid, unos hábitos que podrían extrapolarse al resto de ciudades españolas.

Conclusiones

Para elaborar su tesis doctoral, Cao Torija ha basado su trabajo de campo en el análisis de los hábitos de consumo de un panel de medio millar de mujeres vallisoletanas con una edad comprendida entre los cuarenta y los sesenta años. Según se desprende de la tesis doctoral, este nicho de población consume alimentos variados, pero abusa de productos como la carne, los dulces y pasteles o los precocinados, productos que aportan una mayor cantidad de calorías al organismo, unas calorías que, combinadas con la baja actividad física que realizan, se traduce en grasa.

A pesar de su baja actividad física y del abuso de ciertos alimentos altos en calorías, el 65% de estas mujeres tienen un peso que se sitúa dentro de los márgenes de la normalidad, aunque desearían perder unos cinco kilos de peso.

La ingesta de alimentos a deshoras debido a la ansiedad o por simple placer o aburrimiento constituye otra de las características de este sector de la población que, a aun así, considera que se alimenta de manera correcta.

Sexo, rol y marketing

Según esta tesis doctoral, que se ha realizado desde el punto de vista del género y que ha necesitado de tres años de investigación, este tipo de mujeres son las que se responsabilizan de la compra familiar, una compra que la mayoría realizan teniendo en cuenta el presupuesto económico del hogar frente a un 14% que decide adquirir un producto u otro en dependencia de los gustos de su marido o de sus hijos.

Otro aporte interesante de este estudio de cara al ámbito del marketing y la publicidad es el que tiene que ver con la toma de decisiones a la hora de consumir alimentos: En las mujeres que cumplen con el perfil antes señalado ejerce más influencia la opinión de los expertos que la propia publicidad.

Tags: ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica