Destilerías Tavasa, una empresa toledana con 167 años de historia y capital 100% español, amplía su catálogo vinícola con una nueva colección de vinos monovarietales que cuentan con la DO Valencia. Con el nombre de Aquarella se engloba a las variedades de tinto Sirah, Merlot y Cabernet-Sauvignon, además de a la variedad de blanco Chardonnay.

Los caldos de Aquarella son frescos y cuenta con un carácter muy personal, este tipo de vinos han sido creados para consumirse durante los primeros años de su vida. Para la creación de este nuevo producto se realizan unos estrictos controles de maduración en los viñedos, de esta manera se puede encontrar el momento óptimo para la realización de la vendimia. A la hora de elaborar estos tipos de vino también se prioriza la extracción de los colores y los aromas característicos de cada una de las variedades, de esta manera se obtienen unos caldos muy equilibrados.

Un producto diferente

Los vinos Aquarella se encuentran especialmente diseñados para los consumidores más inquietos que buscan romper con los productos tradicionales y que buscar aromas y sabores peculiares. Todo ello acompañado de un precio muy competitivo que lo establece como uno de los caldos con mejor calidad/precio del mercado.

Su Aquarella Merlot cuenta con un color rojo violáceo con ribetes azulados y un aroma intenso que hará las delicias de los usuarios. En este vino destacan los frutos rojos mezclados con las especias como pimienta negra y clavo. Este vino cuenta con elegancia y personalidad. También destaca Aquarella Sirah, un tinto de color rojo picota con ribetes azulados y de capa media. Cuenta con aromas de frutal con ciruelas, moras, cerezas frambuesas, endrinas y arándanos, conjugados con regaliz. Con muy buen cuerpo y un sabor fresco y potente se sitúa como un producto muy quiero pos los amantes del vino.

Esta marca también cuenta con un Cabernet-Sauvignon y con un Chardonnay. El primero de ellos cuenta con un color granate y ribete rubí con un intenso aroma a frutos rojos y a frutos maduros como la frambuesa, todo ello bajo un fondo de vainilla y caramelo que envuelve a un vino equilibrado con una gran estructura y frescura. Mientras que el Aquarella Chardonnay tiene un color amarillo pajizo con ribetes acerados y destaca por su intensidad aromática y por contar con un sabor equilibrado, fresco, sutil y con una buena acidez.

Noticias Relacionadas

‘Los Supervinos 2015’, una guía de vinos económicos y de calidad

Safe Cup, la copa de vino que reduce los niveles de alcohol y de calorías

El vino espumoso español triunfa en los países nórdicos

Tags: , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable
BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica