Galaxy Chocolate ha sacado partido de la tecnología para sorprender a todos sus compradores. Con el permiso de la familia de la estrella de Hollywood, esta marca de chocolates que se comercializa en la India, Oriente Medio y Reino Unido ha resucitado a Audrey Hepburn para sorpresa de todos sus consumidores.

La empresa creativa AMV BBDO ha sido la responsable de que la diva de Hollywood resucite después de su muerte, acontecida el 20 de enero de 1993 en Tolochenaz, Suiza. Tras el beneplácito de la familia de la actriz belga, la compañía creativa se puso manos a la obra y realizó un spot muy simpático y llamativo.

En el anuncio, que pueden encontrarse en televisión todos aquellos que vivan en los países donde se comercializa este producto, aparecen imágenes de la película ‘Vacaciones en Roma’ que están combinadas con otras nuevas y que da lugar a un spot con tintes nostálgicos pero que vuelve a traer a escena a Audrey Hepburn, una actriz que fue capaz de ganar Oscar, premio Tony y Grammy; está considerada por la American Film Institute como la tercera mejor estrella femenina de todos los tiempos.

Resurrección para la publicidad

Lo de resucitar estrellas no es algo nuevo dentro del mundo del marketing y de la publicidad. Otros ejemplos de personajes ilustres que se levantaron de la tumba para promocionar productos son Freed Astair, que decidió anunciar cepillos para la empresa Dirt Davil en 1997 o Steve MacQueen que promocionó un coche de Ford en 2008.

Una de las compañías que utilizó este mismo sistema y consiguió un impacto mundial fue BMW. La famosa marca de coches alemana decidió que no había mejor manera de promocionar sus artículos que con un vídeo de Bruce Lee en el que aparecía una de sus frases míticas ‘Be water my friend’. Un spot que dio la vuelta al mundo y que fue premiado por su originalidad y su innovación.

Tags: ,

Related Article

No Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable