Una de las grandes noticias para el sector de la alimentación online durante los últimos meses ha sido la irrupción en este ámbito de Amazon, ya que las cadenas de distribución tradicionales han visto amenazada su posición predominante.  Todo este sector se encuentra en un proceso de cambio en los hábitos de compra de los consumidores y del auge online, además se ven obligados a un rápido reajuste para dar respuesta a todas las necesidades del mercado.

Las cadenas tradicionales tienen que hacer frente a un nuevo escenario en el que conseguir una máxima fidelización de sus clientes y potenciar la venta online como una de sus prioridades principales.

Ventajas competitivas

En este sentido Cognodata Consulting, establecida como una de las consultorías internacionales líder en estrategias orientadas a los consumidores, ha realizad una clasificación que destaca diferentes ventajas competitivas de las compañías de distribución tradicionales frente a las cadenas online.

Las grandes cadenas tienen su foco de atención en las ventas de productos frescos a través del ámbito ecommerce, sin embargo todavía no disponen de un listado de productos suficientes para cumplir con las expectativas de los usuarios. Este sector supone el 25% de las ventas en las cadenas de la distribución tradicionales.

Otras de las grandes ventajas que tienen las cadenas de distribución es que disponen de un amplio conocimiento de los hábitos de consumo de todos sus clientes. Ya que este tipo de empresas han venido desarrollando diferentes servicios para facilitar la compa a sus consumidores y han podido estudiar sus hábitos.

La importancia del establecimiento físico

Otro de los valores de las cadenas de distribución frente a los gigantes del ámbito online es que disponen de establecimientos físicos que se pueden unir con el mundo online, lo que les facilita ofrecer una experiencia mucho más completa y agradable a todos los consumidores. Todo ello para ofrecer una experiencia de cliente optimizando todos los puntos de contacto e interacción con el mismo a través de la tan ansiada omnicanalidad.

La compra online en el ámbito de la alimentación es muy diferentes cuando el usuario encuentra barreras de gastos de envío, ya que en muchos de los procesos de compra el cliente abandona al apreciar este recargo.  Un punto muy a su favor para aquellas compañías que dispongan de tiendas físicas y puedan situar puntos de recogida con una gran flexibilidad de horarios.

Noticias Relacionadas

El 75% de los usuarios aceptan publicidad a cambio de contenidos gratuitos

Los anunciantes no aprovechan la opción de utilizar campañas integradas

Alimentación saludable y Redes Sociales para aumentar las ventas

Tags:

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica
SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica