Los datos oficiales revelan que, a finales de agosto de 2021, la comercialización de peras y manzanas crecio. Ascendio a 1.077.350 toneladas, cifra que representó una disminución del 8%. Esto respecto al mismo período del año anterior. En valores absolutos, las pérdidas alcanzan algo más de 98.700 toneladas.

Según los medios de Rio Negro, las pérdidas de manzanas cayeron un 12%. Los volúmenes involucrados en estos dos primeros trimestres ascendieron a poco más de 498.000 toneladas. Aproximadamente 351.600 toneladas comercializadas a las que hay que sumar 147.200 toneladas aún en stock.

Las pérdidas en términos absolutos alcanzan las 67.200 toneladas. Si se comparan con los mismos valores consolidados del mismo período de 2020.

La cifra detallada de este año en lo que va de año ha sido la que más ha rendido. Siempre hablando en volumen. Los datos oficiales reflejan lo siguiente. “El descenso en términos anuales se situó en el 32%. Esto acabó afectando la demanda de trabajo de esta temporada de las exprimidoras que exportan su producción. Las colocaciones externas de manzanas frescas registraron pérdidas del 23% y las ventas al mercado interno registraron descensos del 13%”.

Mientras que las cifras positivas se observan solo en las existencias de manzanas almacenadas a finales de agosto. Los datos proporcionados por la Secretaría de Río Negro muestran un aumento interanual del 34%.

Peras y existencias menores

Las colocaciones de peras en la temporada alcanzaron algo más de 571.000 toneladas. La cifra refleja una disminución anual del orden del 5%. Mientras tanto, la siguiente caída fue de solo 31.500 toneladas.

Las poblaciones más pequeñas son las que registran el mayor descenso. Los datos indican que las peras almacenadas muestra una negatividad del 17% interanual. En cuanto a la fruta orientada a la industria, las pérdidas fueron del 8%. Hacia las exportaciones la tasa fue negativa en un 4%.

El único establecimiento hortofrutícola que aumentó su volumen de año en año fue el mercado nacional. Este registró un crecimiento de poco más de 5.000 toneladas.

Producción

Argentina produce actualmente 1,8 millones de toneladas de pepitas; 60 ° ese volumen corresponde a la manzana.

Según información del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina la manzana es variada. En el país se cosechan las variedades Red Delicious y sus clones; 15% corresponde a Gala y sus clones, este porcentaje coincide con Granny Smith. El 5% restante se divide entre cócteles, Rome Beauty, Golden Delicious, Fuji y Braeburn.

Por lo que se refiere a las regiones productoras de manzanas y peras; Alto Valle del Río Negro y Neuquén, y en el Valle Medio del Río Negro. Estas tienen el 80% de la producción. El resto se genera en el Valle de Uco (Mendoza).

Otras áreas de menor importancia son 25 de Mayo (La Pampa) y el Valle de Tulum (San Juan). Se estima que hay 27.175 hectáreas de manzanos y 22.028 hectáreas de perales.

El desafío de la pera

La pera es líder en exportaciones de frutas argentinas. En casi ningún lado hay peras tan deliciosas como en Valle del Río Negro. Igualmente no es una fruta fácil de manipular y comercializar. Por lo que el sector se enfrenta continuamente a nuevos retos. Cuando comenzó la producción de frutas la region, las manzanas eran las más plantadas.

Fueron también las primeras frutas exportadas y con las que Argentina triunfó en el mundo. Pero en los últimos 2030 años ha habido un fuerte giro hacia la pera. Ya que era la fruta con la que Argentina podía competir mejor en el mundo.

La pera es una fruta famosa por su delicioso sabor, aroma y textura suave. Pero a pesar de sus excelentes cualidades culinarias sufrio. Ha enfrentado varios desafíos de la fruticultura y el comercio moderno.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable