En el mes de noviembre, la Xunta de Galicia delimitó zonas de extracción de semilla de mejillón. La medida tiene como objetivo garantizar una explotación sostenible y responsable tanto del mejillón como del percebe. Es porque ambas especies coexisten en los bancos naturales. Sin embargo, la explotación está a cargo de diferentes sectores. El sector mejillonero se conoce como bateeiro, en tanto el otro se denomina percebeiro. Para los bateeiros, la limitación de las zonas de extracción crea un conflicto y prevé que se perderían una o dos temporadas de recolección.

Un enfrentamiento histórico del sector mejillonero con los percebeiros

Los dos sectores de productores están enfrentados desde hace décadas. Es porque ambas especies comparten el mismo hábitat, si bien son diferentes y también la forma de extracción y explotación.

El decreto 153/2019 de la Consellería de Mar de la Xunta de Galicia regula el régimen de conservación y explotación de los recursos marisqueros y algas. El sector mejillonero se sintió afectado porque entiende que esa norma atribuye a los percebeiros la facultad de determinar de dónde se podrán o no extraer semillas de mejillón.

En cambio, según la interpretación del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, protege los recursos marisqueros, en especial el percebe, reservando zonas para la extracción de la semilla de mejillón.

Como sea, el conflicto no se resolvió a pesar de las presentaciones judiciales e innumerables reuniones que se vienen manteniendo desde 2019.

El sector mejillonero pide reunión al más alto nivel

El sector del mejillón pidió una reunión con Alberto Núñez Feijóo, el presidente autonómico. El objetivo es trasladar al mandatario el sentir del sector mejillonero. De hecho son miles de personas que se dedican a esta actividad. A su juicio, se ven en riesgo por responsabilidad exclusiva de la Administración autonómica.

Según su interpretación, las zonas costeras reservadas por la Xunta de Galicia para la extracción del percebe quedan vedadas a la extracción de la semilla de mejillón. Las soluciones propuestas llevarían al menos una o dos campañas para implementarse. En tanto, perder una campaña tiene implicaciones mayores, ya que supone perder clientes y mercado y ser sustituidos por empresas de otros países. Por otra parte, afirmaron que no renunciarán a la vía judicial- De hecho, ya adelantaron esta intención el pasado 22 de diciembre.

En un duro comunicado, el Clúster del Mejillón señaló que la Consellería de Mar no tiene verdaderas intenciones de dialogar sino que busca dividir a los trabajadores del sector mediante negociaciones individuales. Además, que se intenta manipular la opinión pública con medias verdades y maniobras.

Soluciones propuestas por la Consellería de Mar

La Consellería de Mar propuso distintas alternativas para garantizar la explotación sostenible tanto del mejillón como del percebe.

Se basa en la delimitación de áreas para que cada sector pueda desarrollar su actividad. Además,  presentó un plan de gestión del percebe 2022-2024 como marco para proteger al crustáceo cuando coexiste con la mexilla.

La delimitación de zonas se sustenta en informes técnicos y seguimiento y evaluación de ambas especies en el litoral de Galicia. Las zonas de extracción están reguladas desde el año 2000. Sin embargo, el sector mejillonero explicó que éstas no coinciden con las zonas de cosecha ni las estaciones tradicionales.

Otra solución propuesta son los llamados «paños calientes».  Consisten en cuerdas más largas en las bateas, ampliación del plazo de extracción de la mejilla o polígonos de captación.

Bateeiros y percebeiros, motivos de un conflicto

​​La actividad del sector mejillonero comienza con la extracción de las larvas de mejillón de las rocas donde se fijan. Esta actividad está a cargo de mariscadores. Es una actividad riesgosa, en zonas rocosas azotadas por el mar. Las mexillas se extraen con picos y palas. Después serán depositadas en las bateas para el engorde del mejillón.

Es la mayor actividad de acuicultura de España y una de las más importantes de Europa. De hecho, España es el segundo productor mundial después de China.

En tanto, el percebe se cría en las rocas, formando grupos. La recogida se realiza durante la bajamar, un breve período de menos de una hora. La extracción es peligrosa debido a los embates de las olas. Se realiza golpeando la roca con un instrumento llamado bistoncia.

Mexillas y percebes comparten el hábitat. Los sectores se acusan mutuamente de destrozar el ecosistema y la fauna que convive.

Tags: , , , , , , ,

Related Article

No Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado