La cosecha es un trabajo difícil que requiere mucho tiempo y que depende de factores como el clima y los recursos disponibles. Pero para garantizar una buena cosecha, no basta con que el producto agrícola se recoja en condiciones ideales: cómo este tipo de productos tienen una vida útil corta, deben transportarse con rapidez y eficacia después de la cosecha.

“Es vital que este tipo de mercancías agrícolas debido a sus características inherentes se distribuya con la máxima celeridad posible y en las condiciones óptimas de transporte que cada tipo de fruta, verdura u hortaliza requiera». expone Mikel Lavín, general manager de Intermodal Forwarding, empresa del grupo VASCO, que conoce en profundidad lo que es dar soporte logístico para distintos tipos de cosechas.

Del campo al mercado más lejano manteniendo la calidad

Es esencial que los productos agrícolas lleguen con la misma calidad a los mercados lejanos y, en última instancia, al consumidor final. “Por ello antes de recoger lo sembrado hay mucho que planear en cuanto a logística y transporte. Es necesario tener todo estudiado, planificado y concertado de antemano, para que cuando llegue el momento de la recogida ya estén allí preparados los camiones refrigerados esperando al producto” explica Mikel Lavín.

“Antaño se cosechaba y después se pensaba en el modo de mover todo ese producto recogido y en cómo se iba a distribuir. Sin embargo, hoy en día el cambio de paradigma es total. Ahora, antes de cosechar los productos agrarios ya se tiene estudiada toda la logística posterior”, abunda.

Además de factores como las prácticas de cultivo, las condiciones ambientales y el grado y tamaño del producto, la calidad de este tipo de productos depende ahora de su olor, sabor y aspecto. Los consumidores ya no aceptan productos deformes, magullados o feos.

“Sin una buena apariencia el envío puede ser rechazado por los distribuidores, o quedarse el producto en las estanterías sin ser adquirido por parte del consumidor. De ahí la importancia que tiene para el sector agrario contar con un equipo logístico capaz de adoptar una logística personalizada para cada tipo de producto y necesidad específica, para que el producto llegue en óptimas condiciones” afirma Mikel Lavín.

No todas las cosechas son iguales

Por ejemplo, sostener una vendimia es totalmente diferente a sostener una cosecha de plátanos. Una cosecha de uva se hace en pocos días, y es crucial planificar toda la logística de antemano; cualquier error puede hacer que se arruine todo el lote. Los cultivadores se juegan todo en este día -a veces años de trabajo-, por lo que es importante que todos hagan su parte a la perfección.

El proceso de recolección de la uva y su transporte a la bodega es un proceso delicado que debe mantener altas temperaturas, así como tiempos y condiciones específicas. El resultado de un buen vino no sólo depende de la calidad de sus uvas, sino también en gran medida del transporte posterior a la cosecha.

La recolección, una actividad que se remonta a miles de años atrás, ha evolucionado e incorporado todos los últimos avances tecnológicos en materia de logística y métodos de almacenamiento posteriores, marcando una gran diferencia con respecto a las técnicas de recolección de la antigüedad.

Logística personalizada y tecnológicamente modernizada

No se puede entregar un producto de calidad sin una empresa de logística que entienda ciertos conceptos básicos de poscosecha. Para cada producto que se transporta, la empresa de logística debe conocer sus características específicas, incluidos los puntos fuertes y débiles, así como el calendario y las especificaciones del transporte.

Un buen equipo de logística debe adaptar sus servicios a la empresa y a al producto específicamente. Debe estar familiarizado con las cualidades únicas de su producto y ser capaz de ajustarse a sus necesidades, para evitar cualquier retraso. El equipo también debe comprender lo importante que es que toda la cadena de suministro funcione sin problemas.

“Además, deber ser competente y estar preparado para aportar soluciones a todas las incidencias que puedan sucederse durante la cadena de suministro para que tu producto llegue a las estanterías con la misma calidad y garantías que tenía cuando abandono los campos” matiza Mikel Lavín.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable