En las ‘XXI International N Workshop’, Araceli Orozco, asesora de INTERPORC (Interprofesional del Porcino de Capa Blanca), habló sobre la sostenibilidad en la alimentación animal y de que en los últimos 30 años, la introducción de nuevas medidas para reducir las emisiones de nitrógeno del cerdo de capa blanca ha permitido una reducción del 50% por animal.. El evento se celebra en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agraria, Alimentaria y de Biosistemas de la Universidad Politécnica de Madrid.

Interporc apuesta por la sostenibilidad

Orozco dio mucha importancia a la notable disminución de la contaminación por gases de efecto invernadero y nitrógeno por animal en los últimos años, “un ejemplo de la apuesta constante del sector por la sostenibilidad”.

Ese éxito se ha logrado porque “desde INTERPORC analizamos las emisiones globales y pretendemos obtener datos de toda la cadena de valor del porcino, desde las granjas, a la industria, los mataderos, etc.”.

Una vez recogidos los datos sobre las emisiones de nitrógeno, es posible utilizar esa información para establecer estrategias de reducción para categorías de impacto como la acidificación o la eutrofización.

Trabajo en las granjas de cerdo de capa blanca

La forma más importante de reducir las emisiones de nitrógeno de los cerdos es cambiar el modo de funcionamiento de las explotaciones. Se han identificado tres áreas de interés que permitirán una mayor reducción de las emisiones.

El objetivo es ser más eficiente con el uso de fertilizantes; seguir avanzando en el uso de nitrógeno para la alimentación, y controlar la cantidad de nitrógeno que se escapa en forma de gas amoníaco desde el interior de los edificios que albergan a los cerdos, y la evaporización en la fase de almacenamiento y aplicación de esos purines.

“Es en estos tres ámbitos en los que más se va a centrar INTERPORC”, señaló Orozco. “En encontrar alternativas que permitan la reducción de las emisiones en las tres fases del proceso productivo”. Un trabajo de mejora en el que todo el sector está comprometido.

Orozco también mencionó que la dieta de los animales es otro ámbito en el que se pueden controlar eficazmente las emisiones de nitrógeno.

En todo caso, puntualizó, “no debemos centrar el tema en abordar soluciones solo en las granjas, sino que el discurso debe tratar la eficiencia medioambiental en su conjunto. Es decir, trabajar en todos los eslabones de la cadena del porcino manteniendo el alto nivel de compromiso que está demostrando el sector en esta materia”.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica