Un directivo de la multinacional Bayer ha afirmado que es posible reducir el uso de productos fitosanitarios, tal y como exige la Unión Europea (UE), mediante herramientas digitales y otros recursos disponibles.

Richard Borreani, responsable de Asuntos Públicos, Ciencia y Sostenibilidad de Bayer en la Península Ibérica, cree que aunque no puedan asegurar reducir el uso de productos fitosanitarios en un 50% para 2030. Esta cifra ese la se propone en la estrategia «De la granja a la mesa» de la UE. Pero afirma que se está avanzando mucho hacia este objetivo.

Borreani cree que la clave del éxito está en utilizar genes y plantas resistentes a plagas o enfermedades, con lo que se necesitarían menos productos fitosanitarios. Además, dice que contar con herramientas digitales es esencial para optimizar los recursos.

También ha explicado que las herramientas digitales indican a los usuarios si necesitan utilizar un producto de tratamiento. De esta forma, se ahorra tanto en dinero como en producto y en la aplicación del producto.

Optimización de recursos y reducción de fitosanitarios gracias a la tecnología

Por ejemplo, la optimización de los recursos puede producirse con la siembra variable, sembrando cada metro cuadrado según las necesidades en lugar de tener la misma densidad de semillas en toda la parcela.

Mediante el uso de las sondas de detección de malas hierbas con las que está trabajando Bayer, podemos dirigir los tratamientos específicamente a las malas hierbas ofensivas. También estudiar las condiciones meteorológicas para predecir y prevenir mejor el crecimiento de los hongos.

Borreani ha explicado que, si no se cumplen las condiciones, no es necesario aplicar un producto cada semana: sólo cuando el sistema detecta que es el momento de hacerlo.

Ha explicado también que a veces la mejor opción es una combinación de productos químicos y biológicos. Han desarrollado en los cítricos una forma de reducir la población de plagas biológicamente. Sin embargo, esto no siempre funciona por sí solo y a veces requiere el apoyo de un producto químico.

Según el directivo de Bayer, esta reducción inteligente de los productos químicos, en lugar de eliminarlos por completo, es más eficaz. Evita la aplicación de diversos tratamientos pesticidas a lo largo de la campaña.

Por otra parte, ha detallado que están invirtiendo en investigación para seguir desarrollando la gama de productos biológicos y colaborando con otras empresas.

Haciendo una gestión integrada de las técnicas, los agricultores podrán optimizar los recursos y disminuir el consumo de fitosanitarios

A diferencia de trabajar exclusivamente los productos químicos fitosanitarios, Borreani insiste en que los agricultores comprendan cómo realizar una gestión integrada de las plagas mediante diversas técnicas, como las herramientas digitales.

El directivo de la multinacional cree que al ser más productivos, necesitaremos menos tierra, lo que a su vez nos da la oportunidad de utilizar más terreno para prácticas sostenibles como el desarrollo de la biodiversidad.

En su opinión, mantener la biodiversidad no tiene por qué significar sacrificar la productividad de las explotaciones. Hay métodos de cultivo que se centran en la cría de animales o en el cultivo de plantas que se comen las plagas, reduciendo así la cantidad de productos químicos fitosanitarios necesarios para mantener una cosecha sana.

Toque de atención a la UE para abrir las posibilidades de reducción de pesticidas

Borreani cree que es esencial que la UE tome medidas y cree propuestas legislativas que permitan sistemas alimentarios más sostenibles. También insta a que estos planes se hagan con «sensatez». Recuerda que  hay que tener en cuenta que los agricultores cuentan con una variedad de herramientas a su disposición. Estas las pueden utilizar dependiendo de la situación concreta.

También anima a actuar sobre las nuevas técnicas de edición del genoma que requieren una legislación específica. Estas «ofrecen muchas posibilidades» en el desarrollo de plantas, animales y salud humana.

Ha recordado la necesidad de que Europa regule mejor los transgénicos. Asumiendo a su vez que «es lo que hay» . Sin embargo, ha señalado que la legislación de los organismos modificados genéticamente (OMG) ha quedado obsoleta para estas técnicas genómicas que se han desarrollado posteriormente. Subrayando que «sería una pena caer en la legislación de OMG para estas nuevas técnicas».

Borreani insta a que la legislación se centre en el resultado final y no en el proceso de obtención. Las nuevas técnicas genómicas crean plantas que no se distinguen de las cultivadas de forma convencional.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Banner M4F Melones el Abuelo 300 x 300 px
BIA3 - Aguilas de Valor incalculable