Las intensas lluvias caídas durante la floración y el verano han provocado que la producción de limones verna se reduzca a la mitad en la provincia de Alicante, según informó Asaja.

La actual campaña de cítricos comenzó bajo la presión de la última, en la que el 30% de las naranjas quedaron sin recoger y se pudrieron porque los agricultores no encontraban compradores.

La variedad de limones Verna ha sido la más afectada por la climatología adversa y las malas cosechas, con una reducción del 50% de la producción. La cosecha de esta temporada, de 50.000 toneladas, es inferior a la media de 100.000 toneladas.

La organización agraria informó de que la producción de limones disminuyó un 15%, y las naranjas tardías, concretamente las «lane late» y las «powell», sufrieron un descenso del 30%.

A pesar de este desabastecimiento, la entidad ha asegurado que existe una gran demanda de cítricos, ya que «al encarecerse tanto el transporte marítimo, los proveedores europeos se han retirado voluntariamente del mercado de forma anticipada, durante el verano, por no poder cubrir los costes de los precios de venta que cotizaban en Europa», según el presidente de Asaja Alicante y productor de limones de la Vega Baja, José Vicente Andreu.

Sudáfrica y Argentina dejaron de exportar cítricos en agosto debido al elevado coste del transporte y a que Asia es un mercado menos restrictivo respecto a las cadenas de tratamiento en frío.

Andreu señaló que los limones se están vendiendo a buen ritmo en el mercado, con precios que oscilan entre 0,35 y 0,40 euros por kilo. Además, los precios de las mandarinas han aumentado un 30% con respecto al año pasado y han empezado a venderse a 0,55 euros por pieza de mandarinas; sin embargo, hay una tendencia al alza de este precio, que se prevé que las mandarinas alcancen los 0,70 euros en breve.

«En la naranja el mercado está menos activo, pero frente los 0,15 del año anterior, las naranjas navelinas se están cotizando a 0,25- 0,30 euros el kilo, en función de la calidad y precocidad», ha añadido.

Para la organización agraria, «en España no existe un exceso de producción de cítricos sino un exceso de importación de otros países, con quienes tenemos que competir en inferioridad de condiciones porque incumplen la normativa y por su mano de obra tan barata».

«Cuando vienen mal las cosas, como en la pandemia, o crisis globales como la que estamos viviendo con el precio de la energía y la guerra de Ucrania, son los agricultores nacionales, los de cerca, los de siempre, los que garantizan el suministro alimentario a la sociedad española y europea», ha recordado el presidente de Asaja Alicante.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica
SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica