El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, ha presentado este miércoles el Plan estratégico de la conserva 2022-2030 para reforzar la calidad, mejorar el potencial exportador y fomentar la innovación de la industria conservera.

Rueda habló del plan que se ha establecido para que la industria conservera gallega sea un sector puntero y de referencia, como lo ha sido históricamente siempre. Este proyecto ha sido desarrollado por el centro tecnológico Cetmar y la patronal del pescado Anfaco-Cecopesca con aproximadamente 80 medidas.

Los principales objetivos de este plan son financiar, producir, comercializar y exportar. Del mismo modo, invertir en investigación y desarrollo, crear oportunidades de empleo y mejorar la reputación social.

Rueda se ha mostrado partidario de la colaboración público-privada. A su vez, señaló que aunque Galicia ha conseguido mucho en la industria conservera, siempre hay margen de mejora y el «espíritu de superación» debe ser constante.

Este plan hace hincapié en la diversificación de los mercados y la expansión a regiones fuera de la UE, lo que ofrece numerosas oportunidades de crecimiento.

Además, aboga por promover los productos locales y las marcas icónicas e históricas ya de la industria conservera. Al mismo tiempo, avanzar en la transformación digital fomentando el comercio electrónico, la automatización y la investigación y el desarrollo. Sin olvidar tampoco, el retener y atraer al talento a la región y asegurar el relevo generacional.

Además, este plan recomienda potenciar la formación profesional dual vinculada al sector. Asimismo, instaurar la jornada laboral de 32 horas y promover la dieta atlántica.

El plan de la Xunta busca reforzar la industria conservera gallega, un sector que considera clave en la economía

Destacando la importancia de este plan para el futuro próximo, Rueda afirmó que Galicia busca mejorar un sector con un inmenso potencial industrial en España. Como muestra de la fuerza de su industria conservera, recalcó que 7 de cada 10 kilos de conservas que se exportan desde nuestro país proceden de Galicia.

Según Rueda, el sector conservero gallego factura anualmente unos 2.500 millones de euros. Además, mantiene alrededor de 12.000 puestos de trabajo. Todo esto convierte a las industrias conserveras gallegas en un motor económico de primer orden en zonas como Vigo, Morrazo, Costa da Morte o Barbanza.

En su discurso, subrayó que la Administración gallega respalda al sector pesquero, expresó su decepción por la normativa europea que limita la pesca de fondo, que ha afectado a una parte de la flota de Galicia, y puso en duda por qué las normas gubernamentales son tan estrictas cuando se trata de actividades industriales en zonas costeras.

El martes, el gobierno central anunció una reducción del IVA sobre los alimentos básicos. Sin embargo, el pescado y la carne quedaron fuera de esta proclamación. Según el presidente gallego estos productos son esenciales para la dieta de la población y, por tanto, no deberían quedar excluidos de los cambios fiscales.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica