En su visita a la DOP Jumilla, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha dicho este lunes que el agua no se puede convertir permanentemente en tema de conflicto y enfrentamiento, en alusión a la petición del presidente autonómico, Fernando López Miras, de que se apruebe un trasvase para el regadío del Levante.

Respondió a las preguntas de los periodistas tras recorrer el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jumilla y afirmó que aunque el Ministerio para la Transición Ecológica supervisa este asunto, lo mejor es utilizar este recurso de forma provechosa. Continuó diciendo que el objetivo del Gobierno es hacer un uso racional y contenido del agua.

«Aquí venimos a trabajar juntos y a solucionar problemas y desde luego esta es la actitud de este ministro y la del gobierno de España», el Ministro recordó que desde el Ministerio se ha invertido 44,9 millones de euros en la modernización de los regadíos y afirmó que, como responsable de los regadíos españoles, el ministerio hará todo lo posible para que todos los regantes que necesiten agua puedan utilizarla al máximo con energías renovables y menores costes energéticos. El ministerio tuvo en cuenta otras alternativas a los trasvases como la reutilización del agua o la desalación.

Preguntado por la queja de Miras por no haber sido invitado al viaje oficial del Ministro a Jumilla, Planas indicó que hay tres denominaciones de origen bajo la protección del Ministerio: Cava, La Rioja y Jumilla. Además, dijo que tiene una buena relación con el Consejero de Agricultura.

Es la primera vez que un ministro visita la denominación de origen de Jumilla, y lo hizo visitando las bodegas Hijos de Juan Gil y bodegas San Isidro. Previamente, se había reunido con el equipo de gobierno municipal.

Planas ha manifestado que esta visita es un reconocimiento al gran trabajo en la apuesta por la calidad y sostenibilidad de esta DO, con 42 bodegas y 1.600 viticultores, abarcando seis municipios de la Región de Murcia y Castilla-La Mancha.

Señaló que España tiene que hacer una apuesta clara por la calidad de sus vinos y que tendrá que ajustarse a la bajada de la pluviometría y al aumento de las temperaturas. «Sólo es sostenible lo que es rentable», dijo.

Con 973.000 hectáreas, Planas recordó que el vino español es un sector de los mas potentes del mundo, tercero en producción mundial, con 23,6 millones de hectolitros exportados en 2021, si bien esta última campaña será ligeramente inferior a la pasada pero con mejores precios.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Hortiberia Alargado