Según se desprende del sexto informe Bankintercard, el gasto en consumo de fin de año ha experimentado un importante aumento del 87% en los últimos seis años. Lo más notable es que la mayor parte de este gasto se centra en los supermercados para cubrir las necesidades de preparación de la cena de Nochebuena.

La filial de consumo de Bankinter ha publicado este miércoles un estudio que revela que el gasto navideño en supermercados ha vuelto a aumentar, y supone ya el 35% de todos los gastos de las fiestas.

Desde 2016, el gasto en Nochebuena ha aumentado más de un 64%. Por su parte, el del día de Navidad y Reyes se ha disparado un 46% y un 54%, respectivamente.

En Nochebuena, la Generación X (nacidos entre 1965 y 1980) fue la que más gastó, con un 66% del consumo total. Esto es tres veces más de lo que han gastado últimamente las generaciones mayores. Aún así, el gasto de estos últimos se ha incrementado en los últimos años más de un 111%.

En los años comprendidos entre 2016 y 2021, las mujeres han aumentado su gasto por encima de los hombres. En concreto, con una diferencia porcentual de 7 puntos. Aún así, ellos son responsables de un mayor gasto en Nochebuena, representando un 75 % del gasto.

Según el informe, el gasto en compras a través de internet ha aumentado drásticamente en los últimos cinco años, Las cifras aumentan de forma paralela en lo que se refiere a la compra de regalos digitalmente. Como muestra, las compras online han pasado del 10% en 2016, a llegar al 17% en 2021. Esto es síntoma de que la compra de regalos tradicional está cambiando, migrando cada vez más a la compra a través de Internet.

Mientras el gasto en restaurantes baja en Nochebuena, sube el del retail

Los españoles han optado por reducir su gasto en restaurantes en un 21% durante la temporada navideña desde 2016. En su lugar, el consumo se ha volcado a favor del retail. Muestra de ello es que el gasto en grandes almacenes e hipermercados ha aumentado un 119%, un 78% en los supermercados y un 46% las compras a través de internet.

En la noche de Fin de Año, a diferencia de en Nochebuena, las compras se realizan con más frecuencia en lugares en los que celebrar. El gasto en restaurantes aumenta un 15%. También en aquellos lugares en los que el producto se debe elegir de forma presencial. Esto ocurre por ejemplo en sitios como los supermercados en los que se incrementa en un 10 %.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica
SAU Ingeniería - Consultoría Estratégica