AVA-ASAJA, la Asociación Valenciana de Agricultores, aplaude el anuncio del Gobierno central de obligar a todos los compradores al registro de contratos alimentarios de forma digital. Esta obligación permitirá mejorar el control de las transacciones comerciales y proteger a los productores. Además, también garantiza una mayor transparencia en las actividades agrarias.

En respuesta a las peticiones del sector agrario, esta medida supone un importante paso adelante del Gobierno. Esto indica la aplicación y pleno cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria, que prohíbe cualquier venta a pérdidas.

El Real Decreto 1028/2022 regula el Registro de Contratos Alimentarios con carácter digital. En consecuencia, antes de cualquier entrega de producto, el contrato debe ser firmado tanto por el productor primario como por los grupos de productores asociados.

El Registro de Contratos Alimentarios será opcional hasta junio y obligatorio a partir de ahí

El registro voluntario en la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) comenzará el 31 de enero de 2023. Posteriormente, será obligatorio a partir del 30 de junio de 2023. Si es usted un comprador que tendrá que inscribir contratos en el registro, ya puede visitar ahora el sitio web de la AICA – Agencia de Información y Control Alimentario – para darse de alta con anterioridad.

Durante una jornada de AVA-ASAJA en Valencia, la directora de la AICA, Gema Hernández, declaró que quienes venden cosechas en nombre de sus socios tienen varias obligaciones que cumplir. Así, deben identificar con exactitud las referencias para la fijación de precios de la producción. Al mismo tiempo, garantizar la cobertura de los costes de producción a la salida de los productos de los almacenes.

Cristóbal Aguado, Presidente de AVA-ASAJA, cree firmemente que España -un Estado miembro de la Unión Europea con visión de futuro- debe aplicar políticas del siglo XXI. Medidas que, en este caso, promueven la transparencia, la trazabilidad y la profesionalidad en sus relaciones comerciales.

Los productores, el primer eslabon de la cadena alimentaria y el más débil

Para que todas las transacciones se verifiquen con total exactitud, rapidez y transparencia, salvaguardando al mismo tiempo la imprescindible confidencialidad de la Administración, es necesario establecer garantías jurídicas claras. Esto es especialmente pertinente en lo que respecta al primer eslabón de esta cadena. Generalmente, este, tiende a experimentar una inmensa explotación comercial a causa a la debilidad del productor.

Aguado afirma con rotundidad que el Gobierno es consciente de los problemas a los que se enfrentan los agricultores y ganaderos. Por su parte, son incapaces de ajustar los precios en función de sus crecientes costes de producción.

La Administración tiene razones de peso para tomar medidas decisivas. La población agraria envejece rápidamente y el número de jóvenes que se incorporan al sector disminuye. Como consecuencia, hay más campos abandonados. En último término, «crece la mancha marrón» debido principalmente a la falta de precios justos para los productos agrícolas.

Para concluir, han manifestado su esperanza en que que el Gobierno siga tomando medidas para restablecer el equilibrio del sistema alimentario y proteger a las explotaciones agrarias para asegurar su viabilidad y sostenibilidad económica.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Publisuites - Marketing4food - Afiliados
Banner Agrogesa 300 x 300 px