Los pequeños detalles en el texto de las subvenciones gubernamentales directas destinadas, entre otras cosas, a ayudas por fertilizantes para que los agricultores puedan hacer frente a los costes inusualmente elevados de los fertilizantes están dando lugar a resultados inesperados y desagradables.

Un informe técnico de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) revela que más del 70% de los agricultores de la Comunidad Valenciana se quedaría sin percibir las ayudas disponibles, lo que equivale a más de 70.000 personas de las 100.200 que constan en los informes del Censo Agrario de esta comunidad.

La mayoría de los agricultores valencianos, y muchos de toda España, están excluidos de determinadas normativas por su falta de congruencia con la realidad del sector agrario. El Gobierno ha determinado restringir las ayudas únicamente a las personas físicas o jurídicas con explotaciones que pudieran acogerse a las ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) en 2022. Casi la mitad de los agricultores de la Comunidad Valenciana a los que no se asignan ayudas de la PAC estarían excluidos de cualquier beneficio.

El minifundio, muy presente en la agricultura española, quedaría excluido de las ayudas

Por otra parte, la normativa deniega cualquier subvención inferior a 200 euros a los propietarios con una superficie inferior a 3,6 hectáreas de regadío y 9 hectáreas de secano -ambas excesivamente grandes en comparación no sólo con la agricultura minifundista valenciana, sino también con la gallega, catalana, asturiana, cántabra, abulense y segoviana; así como con la murciana y algunas zonas de Andalucía (aunque en menor medida)-.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, afirma que “si el Gobierno consultara a las comunidades autónomas y estas a los protagonistas reales, en este caso a los agricultores y ganaderos valencianos, las normativas se harían de una manera más acertada para ayudar de verdad a solucionar los problemas».

Según su interpretación «los dos requisitos impuestos por el Gobierno no se adaptan en absoluto a las particularidades de nuestro sector agrario y vuelven a demostrar, tal como hace en sus políticas agrarias y la propia PAC, un ninguneo hacia la agricultura valenciana”.

Las ayudas por fertilizantes deberían aplicarse con criterios más amplios, inclusivos y reales

Ante el encarecimiento de los fertilizantes y otros gastos relacionados con la producción, AVA-ASAJA urge a que las ayudas económicas se amplíen a todos los agricultores. Concediéndose los 55 euros por hectárea en regadío y 22 euros en parcelas de secano a todos los afectados.

En el capítulo energético, AVA-ASAJA hace hincapié en fijar una tarifa bonificada para el kilovatio agrícola y permitir al menos dos cambios en la potencia contratada anuales. Además, se exige el fin del «tope del gas» en la agricultura y se propone una bajada generalizada de los módulos en la próxima declaración de la renta.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Banner M4F Melones el Abuelo
BIA3 Consultores - Consultoría Estratégica
Banner Agrogesa 300 x 300 px