Productores de mango de la comarca malagueña de la Axarquía han denunciado las «presiones especulativas» de los grandes canales de distribución, que «están ofreciendo precios en origen de ruina, de 0,20 y 0,25 céntimos por kilo por piezas que la campaña anterior eran de ‘Primera Categoría'».

El secretario general de COAG en Málaga, Antonio Rodríguez, ha explicado este miércoles en un comunicado que «la sequía y la calima, que afectó a la floración de los subtropicales en primavera, han afectado al crecimiento de los frutos y la gran distribución se está aprovechando tanto de esta coyuntura como de la situación de inflación, con unos costes de producción disparados”.

Exigencias estéticas y de tamaño

Según la COAG, las exigencias «estéticas» en frutas como el mango y en su tamaño están dando lugar al rechazo de cosechas enteras que presentan todos los controles sanitarios y estándares de calidad que demanda el mercado actual.

“Este año estamos presenciando situaciones de abuso extremo en las que el precio en origen de un fruto varía de un euro el kilo a 0,25 céntimos tan sólo por una diferencia de 50 gramos”, ejemplifica Antonio Portillo, agricultor de mango de la Axarquía.

Añade que “no es solo que pagan una miseria por fruta de alta calidad, es que esa misma fruta por la que ofrecen 0,25 o 0,50 céntimos se encuentra luego en un mercado de Galicia a 9 o 10 euros».

Rodríguez ha subrayado que “el problema que se esconde tras la gran distribución es el modelo comercializador», porque «no hay quien controle sus demandas, aunque estas sean especulativas, y ellos se permiten el lujo de despreciar fruta de calidad con criterios mercantilistas, y casi racistas, y sin ningún argumento técnico ni de peso que justifique ese rechazo».

Comercialización y crisis

«La comercialización se ampara en la crisis y modifica la categoría de la fruta a su conveniencia, inventándose los criterios estéticos según sus necesidades y sin control alguno, y así es como consiguen pagar por el mismo mango un euro en 2021 y 0,25 céntimos en 2022 y venderlo a cuatro euros en los lineales”, explica el responsable de COAG.

Considera que los criterios de comercialización de subtropicales deben estar acogidos a una selección rigurosa fundamentada en análisis técnicos homologados y con validez científica, pero la falta de control permite que la gran distribución «imponga sus normas y presiones comerciales».

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable