El conflicto bélico inquieta a la industria cárnica alimentaria española. El impacto de las exportaciones españolas de carne tendrá “una escasa repercusión”, ya que solo un 0,15% del volumen total se envía a Ucrania. En cuanto a las importaciones, los precios de las materias primas para los piensos están incrementado “considerablemente”. Esto se debe a que Ucrania y Rusia son “grandes proveedores”.

Una de las cosas que más nos preocupa es la industria alimentaria española tras la guerra entre Rusia y Ucrania. “Si el conflicto se alarga, es muy posible que termine impactando en los precios de los productos. Ya que llevan subiendo muchos meses por la escasez de las materias primas y la factura de la luz” señalan fuentes del sector.

España envía a Ucrania tan solo un 0,15% del volumen total de sus exportaciones cárnicas. Dado el reducido mercado que supone respecto al total de las exportaciones cárnicas, el impacto causado por la guerra tendrá “escasa repercusión” ya que es un mercado “bastante residual”.

Afecciones de la industria cárnica española.

Más concretamente en 2021 las exportaciones de carne y derivados a Ucrania llegaron a las 5.134 toneladas, frente a las 2.831 de 2020. Lo que, según los datos de la Asociación de Industrias de la Carne de España (ANICE), supone un aumento interanual del 81%.

Estas mismas fuentes han determinado que, aunque el mercado de Ucrania esté abierto tanto a las exportaciones de porcino como de carne de vacuno, el 95% de esas exportaciones son de porcino.

ANICE ha mencionado que, con respecto al veto impuesto en 2014 por el Gobierno de Putin a las importaciones agroalimentarias de la UE, y por ende de España, se considera un mercado “prácticamente cerrado”. De modo que el mercado ruso “no representa en la actualidad ninguna oportunidad comercial para España y para la UE”.

Sin embargo, ante esta situación de guerra, ANICE ha realizado una consulta sobre las exportaciones sectoriales a Ucrania y Rusia. Una consulta expresa para determinar las posibles consecuencias de este conflicto y mantener informados a sus afiliados.

Por otro lado, en cuanto a las importaciones, los precios de las materias primas para los piensos están incrementado “considerablemente”, ya que Rusia y Ucrania son “grandes proveedores”. En concreto, al sector de la alimentación lo que más le preocupa es el maíz, el trigo y el aceite de girasol de Ucrania.

Los números y porcentajes de este periodo.

Según datos de la Secretaría de Estado de Comercio, el 30% del maíz que importa España proviene del país ucraniano. El trigo ronda el 20%, y en el caso del aceite de girasol supera el 60%. Cifras que afectan de forma directa a industrias como la del pan, la pasta o las salsas e incluso a la industria cárnica. En concreto, porque son algunas de las materias primas que componen los piensos con los que los animales se alimentan. “Nos afecta mucho, porque el conflicto ha estallado en un momento en el que no hay muchas alternativas, los remanentes mundiales de materias primas están muy justos” informa el director general de la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos Para Animales (CESFAC), Jorge de Saja, a la revista Vozpópuli.

Si el mercado de cereales se interrumpe, “podría tener un impacto significativo” en los precios de los alimentos de los criaderos de cerdos y aves. Se tensaría la cadena en una situación ya de partida desfavorable por los efectos negativos de la pandemia, el aumento continuo de los costes energéticos y un crecimiento de las materias primas e insumos, entre otros muchos.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

BIA3 - Aguilas de Valor incalculable